Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una entidad benéfica sube un 70% la cuota de una escuela que cedió la caja

La fundación religiosa Junior’s gestiona la única guardería con plazas de Monforte

Exterior de la guardería que gestiona ahora Junior's
Exterior de la guardería que gestiona ahora Junior's

El referente de la Obra Social de Novacaixagalicia (NCG) en Monforte se convierte en un centro elitista. El espléndido edificio educativo que NCG posee en el centro de la villa lucense pasará a ser este nuevo curso académico un servicio al alcance de muy pocos. La Fundación Junior's, la entidad privada que gestiona ahora el recinto tras el hundimiento de las cajas gallegas, ha disparado, con un aumento del 70%, el precio de la matrícula de la única guardería de Monforte con plazas para acoger a cerca de 40 niños de entre 0 y 3 años que no disponen de espacio en ningún otro centro, ni público ni privado.

La labor educativa (educación infantil y guardería) con la que la Obra Social de NCG llenó de contenido durante tres décadas las amplias y bien dotadas instalaciones del inmueble —grandes aulas con enormes ventanales, zona de juegos interior y dos patios exteriores— está gestionada desde el curso pasado por la Fundación Junior's con la que NCG firmó un contrato de servicio por un periodo de 15 años para la explotación académica del edificio. Junior's se hizo cargo de la guardería y se comprometió, además, a intentar mantener abierto el colegio infantil cuando la Consellería de Educación anunció que solo lo financiaría un curso más: el que ya finalizó.

Pasado el primer año, la fundación educativa que tiene entre sus principales señas de identidad “un ideario cristiano católico” y que se define como “independiente y sin ánimo de lucro”, se deshace de la educación infantil (la Xunta ha recolocado a los niños en otros centros públicos) que ya cubre en su colegio y, de otra parte, dispara el precio de la guardería. La matrícula pasará de costar 165 euros mensuales —incluido el comedor y un horario de 7.30 a 18 horas— a 280 euros. La subida no lleva pareja nuevas prestaciones, sino menos: reduce considerablemente el tiempo de atención que queda entre las 9 y las 17 horas. La Fundación Junior's cobrará 40 euros a mayores por cada hora que sobrepase esa franja. Los padres están abocados a pagar el precio que les pidan. “La guardería municipal disponía de tres plazas y ya se ocuparon y la otra privada que hay en Monforte está completa y no ha ofertado ninguna”, explica una de las madres la situación “de auténtica tomadura de pelo” en la que quedan los 35 alumnos que hicieron la preinscripción en la de la Obra Social de NCG gestionada por Junior's unos meses antes de que esta fundación les anunciase, a finales del pasado mes de julio, las nuevas condiciones.

NCG decidió el año pasado anteponer la “eficiencia” económica a la labor social tras ver reducidos en 2012 a la mitad los 40 millones de euros de que disponía para sus proyectos sociales y culturales. La entidad de crédito optó por alcanzar esa eficiencia mediante el alquiler del inmueble, por un importe que no ha sido desvelado, a la Fundación Junior's-Centro de Altos Estudios de Galicia (Caesga) que, entre otras acciones, organiza actividades formativas en el colegio mayor La Estila del que el gerente de la fundación, Javier Martínez, fue alumno. La fundación Junior's-Caesga obtuvo en 1996, durante la presidencia de Manuel Fraga en la Xunta, la calificación de “benéfico-docente” y quedó adscrita, según consta en el Diario Oficial de Galicia (DOG) del 26 de junio de ese año, a la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria “que ejerce plenamente el protectorado sobre ella”.

La Fundación Novacaixagalicia no se pronuncia sobre el rumbo elitista del inmueble que aún es propiedad de su Obra Social. Un portavoz de esa entidad ha explicado a este diario que cuando decidieron no seguir explotando el centro educativo se optó “por la mejor oferta económica” para firmar el contrato de servicio. El hecho de que Junior's, siendo, como la Obra Social de NCG, una fundación sin ánimo de lucro, marque unos precios de matrícula tan elevados “no significa que se enriquezca, sino solo que intente no perder dinero”, justifica el portavoz de NCG. Esta entidad ya había apelado el año pasado, cuando se deshizo de la gestión del centro, a la “necesidad” de anteponer la eficiencia económica a la labor social como única forma para “garantizar la viabilidad y sostenibilidad de la Fundación [Novacaixagalicia]”. NCG barajó la posibilidad de cerrar el edificio pero encontró en la oferta económica de Junior's esa mayor eficiencia económica que buscaba.

Con la gestión de la guardería, Junior's ocupa el primer peldaño en su oferta educativa centrada en el colegio que lleva su mismo nombre y que cubre todo el abanico académico, desde la etapa de Infantil (de 3 a 5 años) hasta cursos de postgrado. Todo ello basándose en unos principios morales que la fundación detalla en su página web promocional: “La familiaridad, la mentalidad ética, la formación de un proyecto personal explícito, el compromiso para la solidaridad y la experiencia espiritual”.