Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de accidentes en autovías crece por la crisis

A partir de octubre se usaran lectores de matrícula para sancionar a los vehículo que circulen con la ITV caducada

La mortalidad en las carreteras catalanas se reduce en general, pero aumenta en las autovías. El número de muertos en accidentes de tráfico se redujo entre el 1 de enero y el 31 de agosto un 30%, siendo las autovías las únicas que registraron un repunte. Mientras en las autovías se han registrado hasta finales de agosto un total de 24 muertos (cuatro más que en el mismo periodo de 2012), en las autopistas murieron 13 personas (cinco menos) y en el resto de vías, 63 (42 menos), según datos presentados esta mañana por el Servicio Catalán de Tráfico (SCT). La reducción entre el 21 de junio y el 31 de agosto ha sido del 8%. De las 34 víctimas registradas este verano, 10 murieron en accidentes durante el puente del 15 de agosto.

El director del SCT, Joan Josep Isern, ha señalado que la crisis se nota en la movilidad del territorio en dos aspectos. En primer lugar, durante 2013 la circulación en las autopistas se ha reducido un 12%. Dado que la movilidad por carretera ha sufrido una ligera caída del 1%, la conclusión es que ese margen de usuarios ha optado por las vías convencionales para evitar pagar los peajes. Y en segundo, el 60% del parque automovilístico catalán tiene más de 10 años. La combinación de estos dos factores aumenta el riesgo de accidente, ya que las vías se encuentran en peores condiciones, están más congestionadas (la densidad de tráfico en las carreteras catalanas es un 2,5% superior a la de las españolas, según el SCT) y los vehículos y sus sistemas de seguridad son más antiguos.

La circulación en las autopistas se ha reducido un 12% en 2013

En relación con la antigüedad del parque automovilístico, Isern ha mostrado su preocupación por los vehículos que deberían haber pasado la ITV y no lo han hecho. Entre septiembre y octubre el SCT enviará un comunicado directo a las personas que no tienen el permiso para circular de la ITV o lo tienen negativo. “El objetivo es prevenir, porque quizá hay algún vehículo que no la tenga porque está fuera de circulación y no nos consta. Después sí lanzaremos una campaña más sancionadora”, ha advertido Isern. A partir de finales de octubre se utilizarán los lectores de matrículas y se hará un cruce de datos con los Mossos d’Esquadra para multar a los infractores. Y en 2014 se implantarán los radares por tramos. El 60% de los accidentes mortales en 2013 han sido provocados por vehículos de más de 10 años.