Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

González abre el curso pidiendo cambios en la formación de maestros

La privatización hospitalaria y la economía marcan el primer año del presidente

Madrid pide dar más peso a materias troncales en el temario de Magisterio

El 72,4% de los aspirantes suspendió la prueba general de las últimas oposiciones

Oposiciones de magisterio, el pasado julio. Ampliar foto
Oposiciones de magisterio, el pasado julio.

Ignacio González abrirá hoy ante medio millar de personas el Debate sobre el Estado de la Región. Es la cita política más importante del año, junto con la presentación de los presupuestos, y la primera en la que González comparece como presidente tras sustituir a Aguirre hace casi un año. En su primer gran examen en el parlamento regional, el presidente echa mano de un viejo debate sobre el que su gobierno ni siquiera tiene competencias aunque quiera ofrecer sus propias soluciones: la formación de los maestros.

El Ejecutivo regional busca introducir en la agenda política un cambio en el currículo del grado de Magisterio, que compete al Gobierno de Rajoy y a las universidades y que el propio Ministerio de Educación anunció que abordaría cuando concluya con la espinosa tramitación de la futura ley general educativa, la Lomce.

González propondrá que se refuercen cuatro asignaturas del currículo de Magisterio (Lengua, Matemáticas, Inglés y Ciencias Sociales y Experimentales) en detrimento de otros contenidos didácticos. Su anuncio llega tras los resultados cosechados por los aspirantes a maestro en las dos últimas oposiciones convocadas por el Gobierno regional, con un abrumador porcentaje de suspensos en un examen de conocimientos generales de primaria que solo Madrid incluye en sus pruebas.

La Comunidad quiere trasladar su propuesta a rectores y decanos “lo antes posible” y prevé convocar a una comisión de expertos, cuya composición está aún por determinar, para tratar el asunto.

Según fuentes regionales, González centrará su intervención en la educación y en analizar la situación económica de la región que, pese al negro panorama general, está entre las mejor situadas de España. Madrid ha crecido un 0,1% en el primer semestre del año, un porcentaje que la saca técnicamente de la recesión. Además, lleva semanas peleando contra con un reparto asimétrico del déficit que, a juicio del Ejecutivo, le perjudica frente a otras regiones. La intervención de González pasará de puntillas por uno de los asuntos que han marcado su primer año de gobierno de forma indeleble: la privatización de la gestión de seis hospitales públicos. El proceso se cerró definitivamente durante las vacaciones de agosto con la adjudicación de los últimos tres centros, pese a que toda la actuación está pendiente del pronunciamiento de distintas instancias judiciales.

La oposición le recordará previsiblemente tanto la crisis sanitaria como otro asunto espinoso que le enfrenta con los rectores. Madrid aplicará este curso una subida de las tasas universitarias del 20% —la segunda consecutiva en dos años— que la convierten en una de las regiones más caras para estudiar una carrera universitaria pública, con precios que casi triplican el de otros campus de España.

Madrid, sin competencias en el currículo, pide cambiar Magisterio

El objetivo de González con su anuncio educativo es que los futuros maestros tengan “la mejor preparación y dominen los contenidos que han de transmitir”, según fuentes regionales. Madrid desmanteló en 2008 la red de formación del profesorado —dejó solo cinco de los 28 centros existentes— y ha perdido 3.556 maestros y profesores desde 2010. Eso significa una caída del 6% de la plantilla, según el último boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas, publicado recientemente. El ajuste madrileño fue mayor que el del conjunto de Administraciones autonómicas y superó porcentualmente a regiones como Andalucía, País Vasco o Cataluña.

Este curso, Madrid recorta al menos 93 maestros y 25 aulas de infantil y primaria, según la orden de plantillas publicada a mediados de agosto. Educación aún no ha ofrecido la cifra total de docentes prevista para este curso porque asegura que todavía se están cerrando plantillas y viendo las necesidades de los centros.

El pasado julio, 10.380 candidatos se presentaron a unas oposiciones con 350 plazas. La lista de aprobados se conoció a finales de julio, pero más de un tercio de los nuevos docentes —142 maestros de primaria— desconocen aún cuál es el colegio al que deben incorporarse a partir de hoy.

Prueba polémica

- Madrid incorporó en 2011 a las oposiciones una prueba de conocimientos generales de primaria que no hace ninguna otra autonomía. El 86% suspendió ese examen, según las cifras oficiales. En la segunda convocatoria, de 2013, ha suspendido un 72,4%.

- El 80% de los suspensos tienen menos de 40 años. Fallaron sobre todo los candidatos de Educación Infantil (75%), Inglés y Música (74%).

- El examen incluía un comentario de texto sobre Paulina, de Ana María Matute, capitales europeas y cuestiones matemáticas como señalar los divisores del número 63.

- Los criterios de corrección incluyen restar puntos por las faltas ortográficas. Se puntúa entre 0 y 1,5 cada una de las 30 preguntas con dos opciones: una respuesta “perfecta” o “incompleta”.

 La Comunidad se basa en parte de los resultados de estas oposiciones y de las anteriores para justificar la necesidad de un cambio en la formación de los docentes, un debate que revive de forma recurrente tanto en círculos políticos como en el mundo educativo. Madrid incorporó en 2011 a las pruebas de selección de maestros un polémico examen de conocimientos generales. El 72,4% de los aspirantes ha suspendido este año esa prueba, que es eliminatoria, y el 86% de los convocados cayó en la convocatoria de 2011.

En marzo, Educación hizo públicas algunas de las respuestas más disparatadas de los aspirantes justo cuando la Comunidad abordaba un cambio de los criterios para baremar a sus docentes interinos, para los que ahora pesa mucho más el resultado del examen que la antigüedad en las aulas. Los sindicatos les acusaron de “escarnio público”.

Los resultados de la prueba de julio siguen siendo malos. El 72,4% de los aspirantes, 7.517 personas, suspendieron en examen de lengua y literatura, conocimiento del medio y matemáticas.

El presidente ofrecerá hoy pormenores de su propuesta, que quiere debatir con rectores y decanos de las facultades que imparten Magisterio. El PP propondrá en la Comisión de Educación de la Asamblea que un grupo de trabajo elabore un informe con las propuestas recogidas tras la comparecencia de distintos expertos educativos. La propuesta de González intenta cambiar el rumbo de los docentes en las facultades.

Hace tres años, los socialistas plantearon otra fórmula que se centraba más en el camino posterior a la carrera. Alfredo Pérez Rubalcaba propuso trasladar a la educación el sistema sanitario de los MIR (médico interino residente) con un examen nacional y un periodo de practicas en las aulas que debía evaluar un tribunal.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram