Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas cita hoy a los altos cargos de su Gobierno para arengarlos

Santi Vila afirma que el acto servirá para "serenar Cataluña"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, reunirá hoy a los altos cargos de la Administración catalana, incluidos sus consejeros, para insuflarles ánimos y tejer complicidades ante el próximo curso político, que se plantea complejo por la grave crisis de las finanzas autonómicas y el reto de la consulta sobre la autodeterminación, que el Ejecutivo se ha impuesto convocarla de forma prioritaria este año. En la reunión, que tendrá carácter privado y se celebrará por la tarde en el Palau de la Generalitat, Mas buscará en su discurso la complicidad de 250 altos cargos de su Gobierno y de las empresas públicas.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, afirmó ayer que es obvio que el encuentro debe servir también para “serenar” a Cataluña y para que se convenza de que puede salir de la crisis. En unas declaraciones en el Valle de Núria, Vila dijo que Cataluña, que se ha fijado unos objetivos “nacionales muy firmes, muy ambiciosos e irrenunciables, se tiene que serenar”. En ese sentido, se mostró convencido de que Cataluña debe ser “capaz de tirar adelante” de la misma forma que muchas empresas catalanas dan síntomas de estar reactivando su economía.

Mas ya convocó a los 250 cargos de la Administración eln julio del año pasado para animarles en el principio de curso político, que este año arrancó el martes de la semana pasada. La primera decisión del Ejecutivo catalán fue prorrogar los Presupuestos para este 2013 para acatar el déficit fijado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, situado en el 1,58%. El cumplimiento de ese objetivo comporta unos ajustes de 2.000 millones de euros de los que 1.681 ya habrían sido recortados, según Andreu Mas-Colell, el titular de Economía y Conocimiento en el Parlament.

Ley de Consultas

Iniciativa ya ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) esa prórroga al considerarla ilegal por cuanto sostiene que esa decisión solo se puede ejecutar por razones técnicas y no políticas. Los ecosocialistas denuncian que el Ejecutivo ha burlado así el debate parlamentario y que ha utilizado la prórroga para ocultar qué recorta. El Ejecutivo catalán se ha marcado también en este curso la aprobación en el Parlament de la Ley de Consultas para dotarse de un paraguas jurídico para celebrar el referéndum que La Moncloa rechaza.