Hua Zui Ba, la panda gigante del zoo, mamá por tercera vez

Es el cuarto nacido en el Zoo de Madrid, tras Chulín, en 1984, y Po y De De, ambos en 2010

La nueva cría de oso panda, en el Zoo de Madrid.

131 días después Hua Zui Ba dio a luz. Y no fue algo fácil. Solo hay que echar un vistazo a los datos para hacerse una idea de lo complejo que es para un oso panda gigante lograr descendencia. Los ejemplares en cautividad no superan los 300 y en su hábitat natural los 1.600. En solo tres años, el Zoo Aquarium de Madrid ha obrado el milagro en tres ocasiones. Y ayer volvió a ocurrir. Tras cuatro horas de parto, llegaba al mundo un ser diminuto de piel rosada cubierto de lanugo. No se sabe el nombre, ni si puede haber una segunda cría, aunque el paso de las horas mengue esa posibilidad. De momento se encuentra en el regazo de su madre, la oso panda gigante Hua Zui Ba. El primer mes es crítico para su supervivencia.

Más información
Una odisea para concebir al segundo 'Chu-Lin'
Doña Sofía, con los osos panda del zoo de Madrid
Po y DeDe se van de Madrid
Inseminada la osa panda del zoo de Madrid

"La dificultad se debe a la complicada fisiología reproductiva del oso panda”, explica Maria Declaux, controladora de mamíferos terrestres del Zoo de Madrid. Los machos tienen problemas para “cubrir” a la hembra, por eso esta nueva cría ilustre ha nacido por inseminación artificial. Y también por eso el zoo cuenta con multitud de equipos para determinar con exactitud el celo, detalla Declaux. Pero ahí no se acaban los obstáculos. Una vez se ha producido la fecundación, las células no se implantan desde el principio y están un tiempo sin crecer. Esto explica en parte, por qué no se ha sabido con anterioridad si la hembra espera más de una cría. Hace tres semanas, Hua Zui Ba empezó a mostrase apática. No comía y no dio ninguna facilidad para que la sometieran a una ecografía que hubiera resuelto el enigma. Cuando se le hizo la última, las células todavía eran muy pequeñas.

Con todas las variables que tienen que darse para que nazca un oso panda, no parece que haya sido un simple golpe de suerte. “Ha sido cuestión de un equipo muy grande y muchas colaboraciones externas”, comenta la veterinaria. "Es un orgullo".

El alumbramiento se produjo la pasada madrugada, cuando Hua Zui Ba rompió aguas. Cuatro horas después, el llanto del nuevo cachorro ya se oía con fuerza en el zoo. A partir de ahí, a la espera de un posible segundo nacimiento, el trabajo del equipo técnico y veterinario del Zoo, junto a dos colaboradores de la Base del Panda Gigante de Chengdu, es más de observación que de intervención. Este sábado se le hará a la cría su primer reconocimiento veterinario. Declaoux señala que el primer mes es crítico, pero se muestra confiada: "Hua Zui Ba es una madre experta".

La hembra Hua Zui Ba.
La hembra Hua Zui Ba.
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El primer panda nacido en Madrid fue Chulín, en 1978. Tras su muerte en 1996, el Zoo de Madrid se quedó sin panda hasta 2007, cuando China regaló la pareja Bing Xing (Estrella de hielo) y Hua Zui Ba (Boca coloreada). Tres años más tarde nacieron dos gemelos de golpe: Po y De De. En  mayo de este año fueron trasladados a China para la reinserción en su hábitat natural, como contempla el programa mundial de conservación de esta especie.

Con este nacimiento, la población de osos panda en Europa se amplía a diez. Solo existen más ejemplares en los zoos de Viena, Beauval y Edimburgo. Los visitantes del parque tendrán que esperar unos meses para ver a la nueva cría.

Sobre la firma

Antonio Nieto

Desde 2018 es redactor de Vídeo de EL PAÍS. Antes, pasó sus primeros cinco años en la sección de Deportes del diario. Es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual por la Universidad Carlos III de Madrid y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS