Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mapa cargado de valores para salvar O Galiñeiro

Vincios.org ensalza el patrimonio material e inmaterial de la sierra y la explotación sostenible del monte frente a eólicos y minas

Un mapa cargado de valores para salvar O Galiñeiro

Primer paso para comprender la importancia cultural, natural, social de un lugar: conocerlo en profundidad, en todas sus dimensiones y desde todos los ángulos. Esa es la premisa de Cartografías Sensibles, un proyecto auspiciado por la comunidad de montes de Vincios, con el que buscan recopilar en un sitio web  toda la riqueza, material e inmaterial, de su parroquia y de la Serra do Galiñeiro.

Se trata de una pieza más en su estrategia de lucha, que comenzó ya hace más de tres años, contra los proyectos industriales -eólicos y mineros- que amenazan esta cadena montañosa del sur de Pontevedra, y ponen en peligro la labor de aprovechamiento multifuncional del monte realizada por los comuneros. “Cuando el juez (la comunidad de montes está dispuesta a intentar paralizar estas instalaciones en los tribunales) tenga que decidir entre monte natural con recursos aprovechados de manera sostenible o energía eólica y explotación de tierras raras, que tenga claro de qué lugar se está hablando”, resume Joana Covelo, arquitecta, vecina de la parroquia de Gondomar y directora de la iniciativa. Como derivada de este objetivo principal, esta herramienta, estima, “pondrá en evidencia la ridícula calidad de los estudios de impacto medioambiental” que se aportan durante la tramitación de estos proyectos.

Fueron ella y Iago Valverde, también arquitecto, los encargados de hacer acopio de toda la información, de entrevistar a vecinos y expertos en las distintas áreas y de tomar las fotografías que ilustran los puntos de interés. En total, unas 200 entradas, 368 fotos, 180 minutos de entrevistas, 329 kilómetros de rutas. Todo ello dispuesto sobre un mapa interactivo de la parroquia sobre el que ir descubriendo su historia, su música, sus leyendas, sus topónimos, sus oficios. De su formación se deriva el concepto base que sustenta la iniciativa, el de “leer y tratar de entender el territorio en toda su complejidad para actuar en consecuencia sobre él”. No obstante, conceden a los vecinos todo el protagonismo. “Hemos puesto a su disposición el canal a través del cual compartir lo que ellos saben del mundo, y su respuesta ha resultado extraordinaria”, comenta Covelo. En este sentido, resalta lo “emocionante” que fue el momento de enseñarles el resultado final “y verles satisfechos al oír su voz junto con fotos antiguas y la referencia en el mapa a un lugar que hoy ya no existe pero sigue estando en su memoria”.

En estas cartografías se puede encontrar, por ejemplo, reproducido y comentado el petroglifo de Auga da Laxe, un panel datado en la Edad del Bronce con 32 armas incisas en la roca. O se puede profundizar en la explicación geológica a la multitud de cuevas, como la de A Becha, que se encuentran en la zona. O se puede obtener información sobres los diversos proyectos que impulsa la comunidad de montes para aprovechar los recursos forestales, desde la apicultura al cultivo de setas.

También se puede escuchar a Paulino rememorar el trabajo junto a su padre en las viejas canteras, “de la mañana a la noche; pim-pam, pim-pam”. “Era una esclavitud”, se le oye a este vecino en la grabación. Y a Genia recordar cómo iban a vender la leche a Vigo subidas en un camión. Ejemplos de un mapa que recoge la inmensa riqueza de lo que fue, es y quiere ser esta pequeña parroquia rural del sur de Vigo.