Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seductora ‘Radio & Juliet’

Una Gala de Estrellas de la Danza siempre tiene éxito en el Festival Castell de Peralada, ya que a su fiel público le gusta la danza clásica. Sin embargo la gala de la noche del viernes presentó una interesante sorpresa: Radio & Juliet, una contemporánea y seductora coreografía del creador ucranio Edward Clug (director del Teatro Nacional de Eslovenia) con música de la interesante banda británica de rock alternativo, Radiohead.

Con una minimalista puesta en escena, Glug aborda la historia de amor de Shakespeare como un drama moderno en el que una mujer de hoy se enfrenta a sus miedos. La excelente bailarina ucraniana, Anastasia Matvienko, solista del Teatro Marinsky de San Petersurgo, es Julieta. Una mujer con un cautivador físico y una impecable técnica. La belleza de su torso y la expresividad de sus brazos hipnotizaron al espectador. Su personalidad escénica es arrolladora. Matvienko baila con seis hombres.

Gala de Estrellas de la Danza

Festival Castell de Peralada.

16 de agosto

Seis hombres convertidos en el amor, el odio, los cambios, la muerte, la esperanza y la violencia. Seis magníficos intérpretes, vestidos con americana y pantalón oscuro, que exhiben un vocabulario coreográfico que trenza con maestría contemporaneidad y clasicismo y en el que las ricas frases coreográficas se desarrollan con fluidez y a un ritmo trepidante. El gesto es amplio y expresivo. Lirismo y violencia esculpen un intenso baile. Las imágenes de video y la música electrónica de esta Radio & Juliet enfatizan el sello moderno de esta pieza de 45 minutos y que constituyó la primera parte del espectáculo y que dividió la opinión del público de Peralada en admiradores y detractores.

En la segunda parte de esta Gala de Estrellas destacó la actuación de Ángel Corella. Su primera intervención fue un trepidante paso a dos, Built to fall apart, de Russell Dacker, bailarín del desaparecido Barcelona Ballet, con música de Donald Knaack. Corella junto a la excelente bailarina Kazuko Omori realizaron una impecable interpretación y cerró la Gala de Estrellas él mismo con un solo creado por el propio bailarín.