fútbol / liga adelante

Recuperar la ilusión

El Deportivo Alavés regresa en Girona a Segunda, cuatro años después

Tras el ascenso conseguido frente al Jaén, el Alavés vuelve este viernes a Segunda.
Tras el ascenso conseguido frente al Jaén, el Alavés vuelve este viernes a Segunda.PAULINO ORIBE / DIARIO AS

En Mendizorroza hay ilusión. Es la lógica sensación que se crea al afrontar el regreso a una categoría perdida. Así le ocurre al Deportivo Alavés, que este viernes regresa en Girona (21 horas) a Segunda, a la Liga Adelante, cuatro años después de iniciar un penoso purgatorio tras el descenso.

Todo es nuevo en el equipo blanquiazul ante una temporada que empieza con la zozobra de los despachos de la Liga de Fútbol Profesional, donde se han multiplicado las dudas. Pero sobre el campo, el Deportivo Alavés encara un difícil arranque de calendario que de entrada le lleva a medirse con el equipo revelación de la pasada temporada.

Cuatro años después, el equipo vitoriano es otro por dentro y por fuera. Sobre una estructura económica más asentada y sobre todo reconocida, el Alavés también ha tejido una plantilla conforme a sus posibilidades para no jugar con ruedas de molino a la que se había acostumbrado tiempo atrás.

Con la lección aprendida, los blanquiazules arrancan un compromiso que ha llenado de ilusión a unos seguidores demasiado tiempo golpeados en su ánimo tras el desencanto de la Segunda B. Borrón y cuenta nueva a partir de la eliminatoria de ascenso contra el Real Jaén.

Los blanquiazules debutan en el campo del equipo revelación de la pasada temporada

El Alavés vuelve  a una categoría en la que ha militado 34 de las 90 temporadas de su historia. La temporada 2008-09 fue la última en la que los vitorianos militaron en la categoría de plata. El descenso fue el triste final a un mal año deportivo, con un desfile de tres entrenadores y una plantilla que nunca ofreció su verdadero nivel.

La caída a la Segunda B y la Ley Concursal a la que se acogió el club para saldar los 25 millones de euros de deuda que dejó la nefasta gestión de Dimitry Piterman durante tres años, llevó al Alavés al borde de la liquidación.

La temporada 2009-10 fue la primera en la división de bronce y se saldó con un fracaso al no poder alcanzar el billete para jugar la fase de ascenso tras caer en la última jornada en casa ante el Pontevedra, informa Efe. Comenzaron a llegar también los problemas en la dirección del club con una sucesión de presidentes y la angustia de afrontar los pagos derivados de la Ley Concursal.

Remontó el vuelo el Alavés en la temporada 2010-11: logró jugar dos eliminatorias por el ascenso de la mano de Miguel Angel Alvarez Tomé, aunque el Lugo truncó el sueño de los albiazules de llegar a la ronda decisiva.

En el verano de 2011 llegó el golpe de rumbo para el Alavés con la entrada del grupo Saski Baskonia para tomar el control del club, tras el consenso de todas las fuerzas políticas de Alava. Ello permitió poner fin a la angustia que situó al club al borde de la desaparición.

No fue una buena temporada la 2011-12 con una plantilla limitada que siempre estuvo lejos de la cabeza del grupo y sin la calidad necesaria para encarar el ascenso. El equipo concluyó la campaña en sexta posición.

El pasado verano se construyó un nuevo equipo con la única meta del ascenso. Tras dominar con claridad su grupo durante la fase regular el Alavés terminó primero y certificó ante el Jaén su retorno a la Liga Adelante después de cuatro años de penurias deportivas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50