Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 88% de los incendios entre 2001 y 2010 fueron intencionados

Durante la pasada década se contabilizaron 506 incendios que afectaron a 4.175 hectáreas

Castellano ha presentado en Altea el primer Plan de Prevención de Incendios Forestales

Un vecino intenta acceder a su casa incendiada en el municipio de La Nucia (Alicante) en un incendio en 2009. Ampliar foto
Un vecino intenta acceder a su casa incendiada en el municipio de La Nucia (Alicante) en un incendio en 2009.

El 88% de los incendios forestales que se registraron entre 2001 y 2010 en las comarcas alicantinas de la Marina Alta, Marina Baixa y L'Alacantí fueron intencionados o provocados por una negligencia. En concreto, se contabilizaron 506 incendios durante la pasada década, que afectaron a 4.175 hectáreas, de los que 445 tuvieron un origen por conducta negligente (242) o de carácter intencionado (203).

Estos datos han sido ofrecidos este martes por el consejero de Justicia y Gobernación, Serafín Castellano, durante la presentación del primer Plan de Prevención de Incendios Forestales de la demarcación forestal de Altea, que engloba a las tres comarcas citadas anteriormente.

Acompañado por el director general del Medio Natural, Alfredo José González, y representantes de los municipios de la zona, Castellano ha dado a conocer este plan, el primero de los 11 con los que contará la Comunidad Valenciana y que están ultimándose. Esta iniciativa tiene como objeto disminuir la probabilidad de que ocurra un incendio mediante labores de vigilancia, disuasión y conciliación de intereses, y la construcción y mantenimiento de infraestructuras de prevención. "Los planes de prevención son una pieza clave en la planificación de las medidas preventivas de los incendios forestales", ha dicho el consejero.

En el plan de la demarcación forestal de Altea están incluidos 60 municipios, cuya población total alcanza los 800.000 habitantes, y cuya extensión se aproxima a las 200.000 hectáreas, de las que un 52% son forestales y el resto es terreno urbano y agrícola, han informado fuentes de la Consejería de Gobernación y Justicia. Además, en el mismo plan están integrados los Parques Naturales de La Marjal de Pego-Oliva, El Montgó y Serra Gelada.

Características del programa

El plan cuenta con una descripción física, económica y sociológica de cada municipio, un inventario y división en zonas en función del riesgo de incendios, y áreas de especial protección y prioridad de defensa. Asimismo, contempla las ordenanzas y normas de aplicación municipal, un listado de medios propios y de movilización en caso de incendio y un protocolo de actuación en función de los distintos grados de alerta.

Castellano ha resaltado que este plan cuenta con 12 unidades de prevención, ocho brigadas de emergencia, dos brigadas de transporte por helicóptero y 24 agentes medioambientales, además de Guardia Civil, Policía Local y Policía de la Generalitat. Las tres comarcas de Marina Alta, Marina Baixa y L’Alacantí cuentan con seis observatorios físicos, poseen 968 kilómetros de áreas de cortafuegos y 53 puntos de toma de agua para que medios aéreos y terrestres puedan abastecerse.

Con carácter general, el plan tiene una vigencia de 15 años, con revisiones parciales cada cinco años, y obliga a actualizar, en el plazo de seis meses, los planes locales de prevención de incendios forestales de los municipios incluidos en la demarcación forestal de Altea ya aprobados. "Queremos una Comunidad cohesionada, vertebrada y equilibrada territorialmente en la que todos los ciudadanos gocen de condiciones de igualdad y de los mismos servicios", ha aseverado el consejero.

En el ámbito de las emergencias, según ha afirmado Castellano, el objetivo de la Generalitat es que "todos los habitantes de nuestros municipios estén igualmente preparados y dispongan de las mismas garantías ante cualquier emergencia". Por último, el consejero ha recordado que el cuidado de los montes y la prevención de los incendios forestales es "responsabilidad de todos".

Más información