Óscar Wilde, a escena en Peralada

García Demestres convierte en ópera la relación entre el escritor y Walt Whitman

García Demestres, en el centro, dirige uno de los ensayos de la ópera en Can Fabra, previos al estreno de este miércoles.
García Demestres, en el centro, dirige uno de los ensayos de la ópera en Can Fabra, previos al estreno de este miércoles.toni ferragut

Fiel a su compromiso con la creación lírica actual, el Festival Castell de Peralada estrena hoy y en una función única WOW!, nueva ópera de cámara del compositor catalán Alberto García Demestres (Barcelona, 1960), cantada en inglés, que convierte en pura emoción lírica la relación entre los escritores Walt Whitman y Óscar Wilde. Xavier Albertí, director del Teatre Nacional de Catalunya (TNC), firma la dirección escénica de un montaje que aprovecha la intimidad y belleza del espacio que acoge su estreno, el claustro de la iglesia del Carme. “No hace falta añadir nada, es un lugar mágico para dejarse llevar por la intensidad poética de una ópera de extraordinaria belleza”, afirma Alberti con verdadero entusiasmo.

Hay mucha fuerza espiritual en la nueva ópera de García Demestres, la octava de su catálogo, fruto de su reciente estancia en la residencia de artistas del Centro para las Artes Creativas de Virginia (Estados Unidos). “Para leer en el viaje me llevé Hojas de hierba, de Whitmann, que se transformó en fuente inspiradora de una obra en la que he trabajado más de un año. La ópera se centra en los últimos días de su vida y recrea su relación con Oscar Wilde”, explica García Demestres.

‘WOW!’, la octava ópera de Demestres, está dirigida por Xavier Albertí

El entusiasmo de Albertí, que ha encargado una nueva ópera a García Demestres para ser estrenada en el TNC la próxima temporada, es compartido por los tres protagonistas de WOW!: el barítono Joan Martín-Royo, que interpreta a Whitman, el tenor Antoni Comas, que da vida a Wilde, y la soprano Elisenda Pujals, que encarna al tercer personaje, una mujer que mueve la acción de un libreto del propio compositor a partir de poemas, cuentos, cartas y entrevistas de ambos escritores. “El libreto habla de temas siempre presentes en sus textos, como la muerte, los sueños, el amor y la inmortalidad. Los poemas tienen tal fuerza que lloraba mientras estaba escribiendo algunas escenas”, confiesa García Demestres, también director musical del montaje.

“Walt Whitman se hace personaje a través de sus textos, de su propia voz. Interpretar sus palabras, filtradas por la extraordinaria sensibilidad del compositor, es un viaje maravilloso para mí”, afirma Joan Martín-Royo. “Tengo la sensación de estar embarcado en la creación de una auténtica obra maestra de la ópera del siglo XXI y lamento que todo el esfuerzo que supone su estreno se quede en la única función programada en Peralada”, dice expresando una opinión compartida por todos los intérpretes de la obra.

El famoso beso entre los escritores, que Wilde glosó en sus cartas, está en la obra
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Antoni Comas y Elisenda Pujals tampoco dudan a la hora de calificar de obra maestra la nueva partitura. Comas elogia de manera especial su escritura vocal. “La exigencia es altísima pero siempre está bien escrita para la voz, en la tesitura, y cuando pide una nota, por difícil que parezca, es posible abordarla”, comenta Comas, un tenor de referencia en la ópera contemporánea que destaca la expresividad de la obra.

El pianista Andreu Gallén, el violonchelista Manuel Martínez del Fresno, el clarinetista José María Martínez y el percusionista Feliu Ribera tienen a su cargo una refinada y sutil partitura en la que destaca el juego tímbrico y el imaginativo uso de un auténtico arsenal de instrumentos de percusión. “La ópera respira lirismo de una forma natural, en la línea del teatro musical de Britten, Barber y Copland. Y he querido mantener esa respiración natural de la palabra poética con una intervención mínima en la escena, la necesaria para que la fuerza de la ópera llegue al espectador”, dice Albertí.

García Demestres, que el próximo año estrenará otra ópera en Nueva York, insiste en que, por encima de las anécdotas —el famoso beso entre ambos escritores, que Wilde glosó en algunas de sus cartas, está presente en la obra— la ópera intenta “hacer llegar al espectador las emociones que yo he sentido al escribirlas”. Sobre la posibilidad de su estreno en Barcelona, García Demestre se muestra cauto. “Teniendo en cuenta que el Liceo nunca me ha hecho el más mínimo caso incluso habiendo estrenado con éxito óperas en Italia y otros países, no me hago muchas ilusiones”, concluye.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS