El Gobierno gallego excluye a la SER del reparto de nuevas licencias radiofónicas

La cadena de la Conferencia Episcopal, la más favorecida por el Ejecutivo de Feijóo

El Gobierno gallego aprobó el pasado jueves la concesión de 84 nuevas licencias radiofónicas en la comunidad autónoma, y ni una sola fue para la SER, líder de la radio en España y propiedad, al igual que EL PAÍS, del grupo PRISA. Los más favorecidos en el reparto de nuevas frecuencias han sido otros dos grupos nacionales: la cadena Cope, propiedad de la Conferencia Episcopal, que se ha llevado nueve, y Uniprex, dueña de Onda Cero, que logró ocho nuevas licencias de frecuencia modulada.

 En el reparto del Gobierno autónomo sí obtuvieron licencias (un total de ocho) diversas empresas locales de radiodifusión en Galicia que están asociadas a la SER aunque mantienen su propiedad independiente. Tras la Cope y Uniprex, el mayor número de licencias se las han llevado el grupo editor de La Voz de Galicia, con siete; Kiss FM (cinco); la empresa del diario Faro de Vigo (otras cinco); Libertad Digital, del periodista Federico Jiménez Losantos (cuatro) y otros dos periódicos, El Correo Gallego, de Santiago, y El Progreso, de Lugo, con tres cada uno. Al concurso se habían presentado 400 solicitudes de un total de 53 empresas.

El proceso para el reparto de nuevas frecuencias de radio se inició hace ya dos años. En un primer momento la Xunta lo declaró desierto tras conocer un acuerdo para la emisión en cadena de dos de las empresas solicitantes, Radio Publi, del grupo Vocento (editor del diario Abc, entre otros), y la Cope. Después de que la Asesoría Jurídica de la Xunta garantizase “el interés público y la seguridad jurídica” del proceso, el Gobierno de Feijóo ha resuelto el concurso que amplía de 94 a 178 las licencias de FM.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS