Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
sanidad

“Es cuestión de voluntad política”

El País Vasco emitió en 2010 6.839 tarjetas sanitarias a inmigrantes irregulares

El País Vasco emitió en 2010 6.839 tarjetas sanitarias a inmigrantes irregulares y 8.086 en 2011. En 2012, cuando se pusieron en marcha las trabas a este colectivo, 3.065 lograron el título antes del real decreto. Pero otras 2.050 personas se quedaron sin él. Los que siguen en situación irregular deberán, según una orden publicada el lunes, renovar su tarjeta. Algunos recibirán la nueva —que especifica que solo es válida para Euskadi—. Otros no, porque han perdido el empadronamiento o no llevan un año.

Un informe de 2012 del Gobierno sobre el uso de la atención sanitaria por inmigrantes irregulares de Euskadi es esclarecedor: el 59% de ellos tienen entre 18 y 39 años y utilizan los servicios sanitarios menos que los autóctonos —el 11% de los autóctonos ingresa en el hospital pero solo el 4% de los inmigrantes sin permiso de residencia lo hace—. Suponen el 0,2% del gasto sanitario anual, aunque por población les correspondería un porcentaje mayor.

Teresa Maura, de Médicos del Mundo, explica que “para diagnosticar algunas enfermedades a tiempo es necesario recibir a las personas en Atención Primaria; para cuando llegan a urgencias, la solución es más difícil”. Una puerta que hoy por hoy está vetada a los inmigrantes con menos de un año de padrón, los que solo pueden acudir gratis a urgencias. Entre sus preocupaciones está el seguimiento de pacientes crónicos.

Sofia Abaitua indica que las personas a las que se les ha concedido un permiso de permanencia temporal como asiladas en Euskadi, legales por tanto, están siendo tratadas como irregulares. “Es cuestión de voluntad política”, indican varios colectivos sociales.