30 ANIVERSARIO DE LAS INUNDACIONES

Doscientas miradas a las inundaciones de Bizkaia de 1983

La muestra recopila varias imágenes inéditas de fondos municipales y privados

Vista de la exposición "Bizkaia desbordada" que repasa a través de fotografías las inundaciones ocurridas hace 30 años.
Vista de la exposición "Bizkaia desbordada" que repasa a través de fotografías las inundaciones ocurridas hace 30 años.

Las inundaciones más graves ocurridas en Bizkaia conmemoran este año su 30 aniversario y no han sido pocos los actos que se han organizado, tanto desde ámbitos culturales como políticos, en recuerdo de aquel trágico suceso en el que fallecieron 34 personas y desaparecieron otras cinco. La Biblioteca Foral tampoco ha querido pasar por alto aquel terrible suceso y ha organizado, en colaboración con ayuntamientos afectados como Basauri, Zornotza, Gernika o Bilbao y y fuentes privadas, la exposición Bizkaia Desbordada en la que a través de 200 fotografías se repasan aquellos angustiosos días que precedieron al fatal 26 de agosto de 1983.

Según apuntan desde la diputación, el objetivo de la muestra ha sido la de abrir aquellos hechos a toda la provincia, ya que hasta la fecha, la mayoría de las exposiciones sobre las consecuencias de las inundaciones han girado en torno a Bilbao. La colaboración de los ayuntamientos y sus fondos municipales ha sido esencial para que la muestra no sea exclusivamente bilbaína, ya que también se muestran escenas vividas en comarcas como Busturialdea o Durangaldea. Además, vecinos particulares que con sus cámaras fotografiaron aquellos días también han colaborado en la muestra, tratándose de fotos nunca antes vistas. 

Los organizadores han querido mostrar la realidad que se vivió fuera de Bilbao

La selección de las fotografías no ha sido fácil, ya que de entre las 500 imágenes disponibles se han descartado más de la mitad. No herir la sensibilidad de los visitantes ha sido una de las máximas de los organizadores -algunas imágenes eran realmente duras-, si bien el punto de vista técnico también ha primado en la elección final. "No queríamos mostrar la tragedia, queríamos abrir la exposición a Bizkaia porque las consecuencias también se sufrieron fuera de la capital", cuenta Igone Basabe, una de las responsables de la exposición.

Las 200 fotografías que pasaron el corte se han expuesto finalmente en forma de composición piramidal y  tratan, además de mostrar las consecuencias, los antecedentes a las inundaciones desde el año 1910, la solidaridad de las personas que se volcaron en la evacuación y en la asistencia a las víctimas, así como recortes de prensa de la época que escenifican lo que supuso aquel hecho de tan grandes magnitudes. Además, el fotógrafo Txelu Angoitia se ha encargado de retratar los cambios que ha sufrido la fisonomía de los lugares afectados por las riadas, que pretende contrastar cómo han variado los escenarios que sufrieron de primera mano la catástrofe. 

La exposición se puede contemplar hasta el 25 de septiembre, de lunes a viernes, de 9.30 a 13.30 horas y de 16.30 a 19.30 horas. Los sábados permanecerá abierta de 10.00 horas a 13.00 horas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS