Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los crímenes en Cataluña caen un 40% el primer semestre de 2013

El año pasado a estas alturas hubo 42 muertos; en este, 24

La cifra de homicidios y asesinatos ocurridos en el primer semestre del año en Cataluña se han reducido un 40% y, mientras el año pasado entre enero y junio hubo 42 muertos, este 2013 han sido 24, según el balance de criminalidad del Ministerio del Interior y datos recopilados por Europa Press.

En el balance de criminalidad de Interior de este 2013 han aparecido publicados los datos del primer trimestre, cuando se registraron nueve crímenes, mientras que en los tres meses siguientes han tenido lugar 15, según el recuento de Europa Press. El año pasado por estas mismas fechas ya se habían producido 42 muertes, según este balance, y en 2011, habían sido 44.

En este segundo trimestre del año se han producido algunos de los crímenes más graves del año, entre ellos, el caso de una madre que el 7 de abril ahogó a sus dos hijos en la bañera en el barrio del Carmel de Barcelona. La mujer asesinó a sus hijos de 9 y 11 años suministrándoles un relajante y sumergiendo sus cabezas en la bañera, y tras su detención fue internada en la unidad de psiquiatría del Hospital Vall d'Hebron, a la espera de ser trasladada a para cumplir prisión preventiva. La detenida había denunciado al marido por malos tratos y estuvo viviendo con los menores en un Centro Municipal de Acogida de Urgencias por Violencia Machista a finales de 2012 y durante un período muy breve, dado que pidió la baja voluntaria del centro. El marido, que no tuvo nada que ver con las muertes, descubrió los cadáveres poco después de que su mujer le avisara de que había cometido los crímenes.

Otro doble crimen ocurrido este segundo trimestre ocurrió el 30 de abril en Alcarràs (Lleida), cuando un hombre mató a su esposa y al que pensaba que era su amante asestándoles varios hachazos en la cabeza. El presunto asesino entró en un bar, golpeó varias veces con el hacha al hombre -del que hasta hacía poco era amigo- convencido de que era el amante de su esposa y luego con la misma arma se dirigió a su casa, en la calle Doctor Barraquer, y le hizo lo mismo a su mujer. La víctima de Alcarràs había denunciado tres veces a su marido por violencia machista, pero las había retirado.

El 6 de mayo, por otra parte, apareció flotando en el espigón de la Mar Bella de Barcelona el cadáver de una joven de 15 años desaparecida 10 días antes y que estaba siendo buscada por su familia después de que no regresara a casa, en el barrio de Virrei Amat, tras asistir a un cumpleaños. La unidad de desaparecidos de los Mossos continuó con la investigación y acabó arrestando un mes después a un amigo de la joven, que fue quien la vio por última vez antes de desaparecer, porque incurrió en numerosas contradicciones al declarar en comisaría. El joven ingresó en prisión preventiva por orden del Juzgado de Instrucción 27 de Barcelona, que ha dirigido varias reconstrucciones del crimen en la zona con la presencia del detenido.