El juez cita a cuatro de los seis ‘mossos’ apartados de antidisturbios

El magistrado llama también al subinspector imputado que estaba al mando de los tres furgonetas que operaron en la zona donde Ester Quintana perdió un ojo el 14-N

El titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona ha citado a declarar como testigos a cuatro de los seis mossos de la furgoneta Dragó-414 que han sido apartados por Interior de la unidad antidisturbios por ocultar que el 14N dispararon una salva cerca de donde fue herida Ester Quintana.

En un auto notificado hoy, el juez también vuelve a citar al subinspector imputado en la causa, que comandaba la unidad integrada por las tres furgonetas -la Dragó 40, la Dragó 403 y la Dragó 414- que actuaron más cerca de donde Esther Quintana perdió un ojo en la huelga general del 14N, según su versión, al recibir el impacto de una pelota de goma disparada por los Mossos d'Esquadra.

Más información
La investigación avala la versión de Quintana frente a las tesis de Interior
Siete ‘mossos’ admiten que dispararon cerca de Quintana ocho meses después
"Ninguna institución me ha dado ayuda real"

Por contra, el juez no cita por ahora ni al cabo de la furgoneta Dragó 414, ni al escopetero, lo que abre la puerta a que puedan ser requeridos, bien como testigos bien como imputados, una vez que hayan comparecido sus compañeros, que declararán en sede judicial el próximo 30 de julio.

El consejero de Interior, Ramon Espadaler, anunció el pasado martes que habían apartado de la unidad antidisturbios de los Mossos d'Esquadra a siete agentes por ocultar que el 14N habían actuado y disparado una salva sin proyectil cerca de Quintana, que resultó herida en la confluencia entre paseo de Gràcia y Casp.

Pese a que el sindicato UGT advirtió ayer que eran seis los agentes apartados de antidisturbios, Interior ratificó anoche que eran siete los policías implicados, hasta que finalmente esta mañana la consellería ha admitido que, en realidad, se trata de seis agentes: un cabo, un escopetero y otros cuatro agentes -que son los que ahora han sido citados a declarar como testigos-.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En el auto, el juez recuerda que en un informe inicial que le enviaron los Mossos se especificaba que la Dragó-40, en la que iba el subinspector al mando del convoy y el escopetero imputados en la causa, encabezaba la comitiva policial por la Gran Via, antes de llegar al cruce con paseo de Gràcia, seguida de la Dragó 403, y que cerrando la formación figuraba la Dragó 414, por lo que esta era la que estaba más alejada de paseo de Gràcia.

El juez subraya que el subinspector imputado sostuvo en su declaración judicial del pasado 8 de abril que la Dragó 414 era la que estaba más retrasada y que no vio si sus integrantes bajaron del vehículo policial, como sí hicieron los de las otras dos furgonetas.

Además, el magistrado remarca que en su primera declaración como imputado, el subinspector imputado, que estaba al mando del convoy, manifestó de forma reiterada que no vio que la Dragó 414 les adelantara y se pusiera en primer lugar. Por este motivo, el juez cita a declarar de nuevo al subinspector imputado, para que aclare el cambio de la versión policial.

En el informe que Interior entregó al juez esta semana con el cambio de versión se recoge que, por orden del intendente jefe de la Comisaría General de Recursos Operativos de los Mossos, el subinspector imputado mantuvo una conversación con el cabo que comandaba la Dragó 414 en el que este le admitió el cambio de ubicación de su vehículo.

Según consta en el auto, el cabo aseguró al subinspector que había "vuelto a hacer memoria" y que "creía recordar" que habían avanzado con su vehículo policial la posición de Gran Vía, donde permanecía parado el subgrupo formado por Dragó 40 y Dragó 403 y se pararon a la altura de la fuente que hay en el cruce entre paseo de Gràcia y Gran Via.

El relato del cabo recogido en el informe remarca también que, a excepción del conductor, los miembros del equipo bajaron de la furgoneta, entre ellos el agente que llevaba la lanzadora de precisión y el escopetero de pelotas de goma, que llevaba "el armamento encima en todo momento". El cabo de la Dragó 414 le dijo a su superior directo, según el informe, que "creía recordar" que el escopetero de su equipo efectuó una salva sin proyectil.

El juez de instrucción había citado, hasta el momento, como testigos a los agentes de la Dragó 40 -además del subinspector y el escopetero imputados-, que certificaron que oyeron que se dispararon salvas sin proyectil -como se recoge en el informe oficial de los Mossos-, y a los de la Dragó 403, que aseguraron que no vieron ni oyeron disparo alguno.

En cambio, el juez había descartado hasta ahora citar a los integrantes de la Dragó 414 porque todas las versiones mantenidas hasta la fecha por los policías la situaban en último lugar, en la zona más alejada de Quintana, hasta que el caso ha dado un vuelco esta semana al descubrirse que sus integrantes ocultaron durante meses su cambio de posición.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS