Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Puerto también privatizará su empresa municipal de aguas

La oposición sospecha que hay un intento de obtener liquidez para proyectos de cara a las próximas elecciones

Integrantes de la plataforma contra la privatización de Aguas del Puerto (Apemsa). Ampliar foto
Integrantes de la plataforma contra la privatización de Aguas del Puerto (Apemsa).

El Ayuntamiento de El Puerto de Santa María (Cádiz), gobernado por el PP y el PA, ya tiene tomada la decisión. Se hará oficial este miércoles en un pleno que se anuncia tenso. La empresa municipal de aguas, Apemsa, será sometida a una ampliación de capital que permitirá la incorporación de un socio privado, que podrá adquirir hasta el 49% del accionariado. Colectivos vecinales, sociales y ecologistas de la ciudad protestarán durante la sesión para mostrar su rechazo a una medida que creen que supondrá un incremento inminente para la factura. La oposición, formada por PSOE, IU e Independientes Portuenses, sospecha que, tras esta operación, hay un intento de obtener liquidez económica para financiar proyectos de cara a las próximas elecciones municipales.

El Consistorio defiende que se trata de un proceso transparente cuya tramitación han elaborado los técnicos y no los políticos. Apemsa, según el gobierno local, seguirá dependiendo del Ayuntamiento, que siempre conservará la mayoría de acciones, con lo que controlará cualquier medida que pueda perjudicar a los vecinos. El Ayuntamiento defiende que la privatización, necesaria para rentabilizar el servicio, no conllevará ni reducción de plantilla ni incrementos desmesurados del recibo. La previsión de ingreso oscila entre los 18,2 y los 21 millones de euros por una explotación de 25 años. El Puerto se mira al espejo de otras ciudades vecinas, como Jerez, donde su Ayuntamiento, gobernado por el PP, también ha tomado el mismo camino. Allí el recibo acaba de subir un 4%, solo dos meses después de la privatización.

La decisión de El Puerto es contrarrestada por una fuerte oposición vecinal y política, que se ha unido para recoger 7.000 firmas en contra de una medida que, según recuerda la plataforma en contra de la privatización de Apemsa, ni PP ni PA llevaban en su programa electoral. “Creemos que es una operación para conseguir 20 millones de euros que gastarán en proyectos para venderse en la próxima campaña a las elecciones municipales”, sostiene Julio Acale, portavoz de IU. El PSOE cree que es un claro “secuestro” de una empresa pública durante 25 años. “Es otro atraco a los bolsillos de los portuenses”, lamenta el portavoz socialista, David de la Encina, que recuerda medidas recaudatorias como la subida de impuestos o la ampliación de zonas de aparcamiento de pago junto a la playa. “Es más que un incumplimiento electoral, es una operación llena de sombras, que llega en pleno verano, y que empobrecerá al que menos tiene”, añade De la Encina.

La plataforma Apemsa no se vende protestará a las puertas del Ayuntamiento mientras dure el pleno que, salvo sorpresa, aprobará la venta de la empresa municipal.