Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Basílica de Santa María del Coro pide 500 euros a las que llevan su nombre

El templo suscribe un crédito de dos millones para sufragar unas obras de conservación

Munilla hace un llamamiento para que artistas y personas ligadas a la parroquia colaboren con el coste de la rehabilitación

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, recorre esta mañana el pasillo de Santa María del Coro.
El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, recorre esta mañana el pasillo de Santa María del Coro.

La Basílica de Santa María del Coro, la "parroquia matriz" de San Sebastián, necesita dinero. El templo ha suscrito un crédito de dos millones de euros para sufragar las obras de conservación que se acometieron en la iglesia en 2010 y para ello, el obispo de la ciudad, José Ignacio Munilla, ha anunciado que se comenzará a cobrar a los turistas mayores de 12 años una entrada de dos euros. Además, el prelado ha hecho un llamamiento para que todas aquellas personas ligadas al templo colaboren, por ejemplo, a las que se hayan bautizado o casado y a las que lleven el nombre de la santa.

"Proponemos una colaboración especial con un bono de 500 euros a todas las Coros y José Maris del mundo entero", ha precisado Munilla, eso sí, siempre y cuando, la crisis les permita destinar esa cantidad. Dos nombres, como más tarde ha querido puntualizar Edorta Kortadi, el párroco de la iglesia, muy ligados a la Parte Vieja de San Sebastián, donde se encuentra el templo.

El coste de las obras de rehabilitación del centro ascendió a cinco millones, de los que tres ya se han abonado. Dos corrieron a cargo del Obispado de San Sebastián y de la propia parroquia y uno fue sufragado por la Diputación de Gipuzkoa y el Ayuntamiento, pero quedan por pagar otros dos. Para esta cantidad restante, la iglesia, como han explicado sus responsables, ha contratado un préstamo hipotecario con el Banco Popular a pagar en 20 años con un tipo de interés del 3,5%.

El llamamiento de solidaridad de la Basílica, "una de las grandes iglesias barrocas" de España, según Kortadi, que también es crítico de arte, incluye además a artistas, a los que Munilla ha pedido que donen obras para ser subastadas, así como "comerciantes, hosteleros e industriales de la zona", en referencia, entre otros, a los bares de pintxos de la Parte Vieja de la ciudad y que pueden verse beneficiados por la visitas a la iglesia.

Munilla ha explicado que una serie de acuerdos "verbales" con las instituciones para terminar de financiar las obras han quedado "disueltos" por la crisis económica o por "falta de sensibilidad", por lo que la diócesis ha decidido buscar otras fuentes de financiación.

La Basílica también ha pedido ayuda para la creación de un museo en el interior del templo. Una iniciativa que ya cuenta con varias propuestas arquitectónicas, entre ellas, una de Rafael Moneo y que albergaría 150 obras de varios autores, propiedad de la diócesis guipuzcoana. Munilla ha recordado que Santa María del Coro tuvo un papel protagonista en la quema y reconstrucción de la ciudad, una efeméride de la que este año se cumple su 200 aniversario, además de destacar la idoneidad de la construcción de este museo en el contexto de la celebración de la Capital Europea de la Cultura, que en 2016 albergará San Sebastián.