Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU, Esquerra y PSC vetan al síndico Agustí Colom que propone Iniciativa

Los socialistas se benefician del boicot, que ICV califica de “escandaloso”

CiU, Esquerra y PSC vetan al síndico Agustí Colom que propone Iniciativa Ampliar foto

CiU, PSC y Esquerra han pactado el apoyo mutuo a sus tres candidatos para la Sindicatura de Cuentas a cambio de vetar al síndico que propone Iniciativa per Catalunya. Se trata de Agustí Colom, que ya estuvo en ese organismo hace años y emitió informes fiscalizadores mucho más severos que el resto de compañeros. Uno de esos estudios fue el llamado informe Crespo,que desveló numerosas irregularidades económicas en la Corporación de Salud de la Selva y el Maresme. El texto fue vetado y escondido por el resto de los síndicos, quienes acabaron redactando otro documento mucho más suave con esas irregularidades.

La Sindicatura de Cuentas la componen siete síndicos que designa el Parlament. Entre ellos eligen al síndico mayor, que nombra el presidente de la Generalitat y que ahora es Jaume Amat, ex secretario general del Departamento de Justicia. Tres de los siete síndicos finalizan ahora su mandato de seis años y pueden ser renovados otra vez. Se trata del propio Jaume Amat, Enric Genescà y Jordi Pons, que en 2007 fueron designados a propuesta de CiU, PSC y ERC, respectivamente. Amat y Pons optan a la reelección, mientras que Genescà se jubila.

Los socialistas reconocen que la vacante que deja Genescà no les corresponde a ellos, que ya tienen un síndico, sino que debería cubrirse con el candidato que presente Iniciativa, en aplicación de la ley D’Hont y de la norma no escrita de aritmética parlamentaria para renovar esos organismos. Sin embargo, el PSC no ha respetado esa tradición y ha acabado pescando en río revuelto. Primero solicitó una prórroga para la presentación de candidatos, que le fue aceptada por el Parlament, y en la mañana de ayer presentó la candidatura de Miquel Salazar aprovechando el rechazo expresado por CiU hacia la candidatura de Colom.

Los nacionalistas advirtieron en la junta de portavoces que no lo apoyarían

 El PSC no cede

Si se confirma el pacto, la nueva sindicatura tendrá tres síndicos propuestos por CiU, dos por el PSC, uno por ERC y otro por el PP, una distribución que no se corresponde al reparto de escaños en la Cámara. “A Iniciativa nos expulsan de la Sindicatura”, clamaba ayer un dirigente ecosocialista. La designación de los síndicos requiere el apoyo de al menos tres quintas partes de la cámara (81 diputados) y está previsto que se vote en el pleno de mañana. El pacto alcanzado entre CiU, Esquerra y PSC garantiza la elección de sus candidatos y el rechazo de Colom. Lo que hagan el resto de diputados resulta irrelevante.

Fuentes socialistas justificaron ayer su actuación y la atribuyeron al empecinamiento de ICV en presentar el nombre de Colom. Desde la formación que lidera Joan Herrera se insistió en la idoneidad de ese candidato. “Colom es un buen síndico y lo demostró cuando estuvo en su etapa anterior”, aseguró el secretario general de la formación y diputado autonómico, Josep Vendrell. “Si lo que les molesta es que redactara el informe Crespo o que fuera más beligerante que otros síndicos con la corrupción, que lo digan”, remachó.

Iniciativa exigirá al PSC que retire el nombre de Salazar y no lo someta a votación para facilitar la elección de Colom, pero los socialistas parece que no cederán. “Nosotros no tenemos ningún problema con ese candidato, pero CiU lleva meses advirtiendo que no quieren a Colom en la Sindicatura y aunque el PSC se desdiga, ese síndico no saldría elegido”, insiste un dirigente del grupo parlamentario socialista. En este sentido, las mismas fuentes explican que el dirigente de CiU Jordi Turull sugirió a Iniciativa en la última junta de portavoces que presentaran otro nombre porque no apoyarían a Colom.

ICV pide al PSC que retire ese candidato porque no le corresponde

“La pregunta no es por qué no presentamos otro candidato sino por qué rechazan a Colom”, insiste Josep Vendrell. En su opinión, “resulta escandaloso” el boicot a este candidato por parte de CiU “y con la colaboración activa del PSC, que no debería haberse aprovechado de la situación para proponer otro síndico”.

Los socialistas, por su parte, insisten en que es “la tozudez” de ICV en mantener a Colom lo que les ha llevado a actuar así y que nunca lo habrían hecho con otro nombre “menos ideologizado. Desde Iniciativa han tensado demasiado la cuerda”, insisten las mismas fuentes.

Un fiscalizador incómodo

pere rios

Agustí Colom, profesor de Teoría Económica de la Universidad de Barcelona, dejó la Sindicatura de Cuentas hace apenas dos años tras un mandato en el que se empleó a fondo. Fue el autor del llamado informe Crespo,en el que se destapaba un negocio de 2,4 millones de euros que beneficiaron a médicos y gestores a través de Centros Médicos Selva y Maresme. Entre los supuestos beneficiarios de una parte del dinero estaría Xavier Crespo, exalcalde de Lloret y diputado autonómico de CiU, imputado ahora por sus conexiones con la mafia rusa.

El informe Crespo nunca vio la luz porque el pleno de la Sindicatura no lo envió al Parlament, que es la institución de la que depende. El resto de síndicos pidió a Agustí Colom que lo retirase, pero este se negó e insistió en que se le diera el trámite habitual. Los síndicos no le hicieron caso y acabaron enviando el caso al Tribunal de Cuentas, pero no remitieron el informe de Colom, sino una información incompleta que acabó archivada.

De aquella época arranca el rechazo que al parecer genera Colom entre los síndicos Jaume Amat y Jordi Pons, que sí repetirán en el cargo y que en su día discreparon abiertamente con él por el informe Crespo. Pese a la oposición que despertó entre sus colegas, Colom no dio su brazo a torcer y emitió un voto particular desmarcándose de ellos y advirtiendo que “la Sindicatura no puede obviar su conocimiento de varias operaciones”. Según Colom, algunas de esas actuaciones “constituyen manifiestas irregularidades” y aconsejaba “que se depuren responsabilidades contables y de otra naturaleza”.

Colom es también el autor de otro informe sobre desviaciones presupuestarias detectadas en el diseño y construcción del hospital Moisés Broggi de Sant Joan Despí, inaugurado en febrero de 2010, en época del tripartito. Hace tres años, el PSC se quedó solo en defensa de la buena gestión de las obras, mientras que CiU, entonces en la oposición, y los socios de gobierno (Esquerra e Iniciativa-Esquerra Unida) exigieron que se aclaren las desviaciones presupuestarias y las duplicidades de pagos. El informe concluía que el contrato de construcción del hospital pasó de 71,2 a 74,7 millones sin justificación. José Montilla, según algunas fuentes, expresó en privado su malestar con Colom y prometió hacer lo posible para vetarlo.

Más información