Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un verano al son de los clásicos

Con menos conciertos y pocos artistas mediáticos, los festivales de música sobreviven a la crisis, a la subida del IVA y al descenso de la venta de entradas

Josep Pons, director de la orquesta y coro del Gran Teatro del Liceo, durante la actuación en Peralada. Ampliar foto
Josep Pons, director de la orquesta y coro del Gran Teatro del Liceo, durante la actuación en Peralada.

La radiografía del verano musical catalán en el ámbito de la música clásica ofrece este año un claro diagnóstico: hay menos conciertos y vienen pocos artistas mediáticos, pero prevalece la firme voluntad de supervivencia de ciclos y festivales frente a la crisis, la subida del IVA y el temido descenso en la venta de entradas. Los buques insignias de Peralada y el de Torroella de Montgrí, se ven enriquecidos con las propuestas de Girona, Vilabertrán, Poblet, El Vendrell, Santa Cristina d’Aro y Alella, que inciden en la música de cámara y el lied,una amplia galería de festivales distribuidos por toda la geografía catalana.

El Festival Castell de Peralada que arrancó el sábado, mantiene la ópera a pesar de la crisis en su 27ª edición, que ofrecerá 22 espectáculos hasta el 17 de agosto. El cartel lírico incluye una potente gala wagneriana dirigida por Valeri Gergiev y un montaje de Norma, de Bellini, con la soprano Sondra Radvanovsky y el tenor José Bros como protagonista. Único festival comprometido con la ópera, ofrecerá recitales de la soprano Angela Meade y el tenor Piotr Beczala, el estreno en España de un Wagner juvenil, La prohibición de amar, y el estreno de la ópera WOW! del catalán Alberto Garcia Demestre, con dirección escénica de Xavier Albertí.

Torroella de Montgrí, tras muchos años de espera, estrenará auditorio propio el 19 de julio con un concierto barroco protagonizado por dos voces catalanas de prestigio internacional, Núria Rial y Xavier Sabata, junto a la Académia 1750. El festival ofrecerá 16 conciertos hasta al 28 de agosto con una ecléctica programación que incluye tangos y canciones de cabaré a cargo de Ute Lemper, el acento jazzístico de Uri Caine y un concierto popular de Albert Guinovart y el BCN Brass Ensemble. Destaca el regreso de Jordi Savall y Hespèrion XXI con música para conjunto de violas, los recitales de los pianistas Joaquín Achúcarro, Elisabeth Leonskaia e Ivan Martín y el encuentro de los cuartetos Quixote y Gerhard.

Cap Roig y Porta Ferrada. La única cita clásica del festival de Cap Roig es una velada lírica (4 de agosto) de Ainhoa Arteta y Juan Jesús Rodríguez. También ha bajado la oferta clásica del Festival de la Porta Ferrada (Sant Feliu de Guixols) en el que sólo destacan los conciertos del pianista Alexei Volodin (14 de agosto) y el Cuarteto Casals (8 de agosto).

El ciclo Nits de Clàssica de Girona y Schubertíada de Vilabertrán. Tras apurar Girona sus últimos cartuchos —el conjunto vocal Psallentes el sábado en el claustro del Monasterio de Sant Daniel y lo clausuró ayer el pianista Javier Perianes ayer en el claustro de la catedral— los melómanos ávidos de exquisiteces tendrán unas cuantas en la tradicional Schubertíada de Vilabertrán, que mantiene un cartel de primera: Matthias Goerne, Mojca Erdmann, Michelle Breedt, Andreas Haefliger, Wolfgang Rieger y el Cuarteto Casals actuarán del 16 de agosto al 7 de septiembre en la intimidad que ofrece el conjunto románico de Santa Maria, con un repertorio centrado en el lied y la música de cámara.

Monasterio de Poblet. Músicas con historia animan la primera edición del festival de música antigua que dirige el gran violagambista y director catalán Jordi Savall: Mil i una nit de Músiques, con tres conciertos, del 15 al 17 de agosto, cuyo eje temático es la poesía de Shakespeare, cuyos versos recitarán los actores Silvia Bel y Josep Maria Pou, mientras que Savall y Le Concert des Nations recrearán partituras barrocas de Purcell y Locke destinadas a las obras del bardo.

Festival de Musica Antiga dels Pirineos (FMAP). Disfrutar la música antigua y admirar el patrimonio románico es la filosofía artística de este festival que en su tercera edición ofrece 40 conciertos programados hasta el 24 de agosto en 20 municipios del Pirineo. El contratenor Xavier Sabata y las formaciones Accademia del Piacere, Vespres d’Arnadi, La Ritirata y Nuevo Sarao destacan en una programación que abrió con un sensacional restate: la Missa Scala Aretina de Francesc Valls que dirigió Albert Recasens el 12 de julio en la Seu d´Urgell y al día siguiente en Berga.

Festival de Música de Santa Cristina d’Aro. La pasión por la música de cámara cobra nuevos bríos de la 17ª edición de este festival que estrena nuevo formato bajo la dirección artística de la violonchelista Amparo Lacruz. Ofrecen nueve conciertos del 17 al 25 de agosto en los que prima el gran repertorio —Brahms, Dvorák, Chaikovski y Shostakóvitch— por encima de cualquier divismo. Violinistas como Ara Malikian, Kai Gleusten y Adrian Pinzaru, los pianistas Josep Colom, Enrique Bagaría y Catherine Ordronneau, el viola Wolfgang Tarliz y la propia Amparo Lacruz son algunos de los participantes en una edición que incluye una velada jazzística a cargo de Susana Sheiman y el Ignasi Terraza Trio.

Músicos en Residencia de Alella. La fascinación camerística también anima este proyecto financiado por el ayuntamiento de Alella que cumple cuatro años. La idea es sencilla, reunir a solistas del país que desarrollan una carrera a nivel europeo para compartir con el público el placer de la música de cámara. En los tres conciertos programados del 17 al 20 de julio actuarán, entre otros, la flautista Júlia Gallego, la violinista Ana María Valderrama, el violonchelista Anat Santacana y la pianista Katia Michel.

Festival Internacional de Música Pau Casals de El Vendrell. El violonchelo es el alma de este festival que el día 20 abrirá su 33ª edición con un recital del violonchelista ruso Alexander Buzlov. En total, 15 conciertos hasta el 24 de agosto, como dos del guitarrista Pepe Romero y el Cuarteto Casals, y las actuaciones del Trío Guarnieri y Bright Duo.