Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez volverá a contar el lunes las entradas del Madrid Arena

Un cabo de la Policía Municipadeclara que se improvisó el número de agentes

Sostiene que en ningún momento se subió el nivel de riesgo a alto

El próximo lunes comenzará un nuevo recuento y clasificación de las entradas recuperadas en el pabellón satélite del Madrid Arena, donde se celebró la macrofiesta en la que murieron cinco jóvenes el pasado 1 de noviembre. Con esta diligencia, que se realizará en la sede del juzgado de plaza de Castilla, pretende saber el dinero recaudado por Flores en la fiesta de Halloween del 1 de noviembre en la que murieron cinco jóvenes. También se busca determinar si se duplicaron los tickets de acceso.

La diligencia comenzará el próximo lunes con la urna número 1 y está previsto que acudan todas las partes personadas en la causa. Este procedimiento se efectúa justo después del informe aportado por Policía Científica del análisis de las imágenes del pabellón municipal que determinaron que había más de 12.000 personas durante la fiesta del 1 de noviembre. Sin embargo, el recuento efectuado en la sede de la Jefatura Superior de Policía de Madrid determinó que el número se aproximaba a las 17.000.

Hoy ha declarado Javier Castro, un cabo de noche de Policía Municipal que estuvo de servicio durante el evento del Madrid Arena. Este ha relatado que se enteró de que había una fiesta en el pabellón justo cuando entraba de servicio a las diez y media de la noche. Según su testimonio, se improvisó el número de agentes destinados y en ningún momento se subió a nivel alto el riesgo de la fiesta.

Algunos abogados, entre ellos Luis Rodríguez Ramos, han calificado de “estupidez” la declaración del mando de la policía, ya que él no era quién tenía que estar informado del evento del Madrid Arena. Han recordado que fue su jefa la oficial responsable de la unidad de Moncloa, Cándida Jiménez, la que recibió la orden de servicio el 29 de octubre en la que se le comunicaba la celebración de la macrofiesta. “El testimonio de las dos chicas de ayer fue auténticamente interesante, pero el de hoy se ha convertido una vez más en una auditoría a la Policía Municipal, cuando ese no es el cometido de esta instrucción”, ha declarado Rodríguez Ramos.

Hoy estaba previsto que también declarara una de las amigas de la fallecida pero no ha comparecido y se ha aplazado la citación. También habrá nuevas declaraciones el próximo jueves 18 cuando acudirán directivos de Madridec y de Kontrol 34.

Ayer declaró una menor de 17 años, compañera de Belén Langdon en el colegio San Estanislao de Kostka, que hizo un estremecedor relato sobre la tragedia. Esta testigo, que también resultó herida en las avalanchas, explicó que los responsables de Kontrol 34, que ejercían como porteros de la fiesta, cerraron las puertas del vomitorio para impedir que la gente entrara en el recinto deportivo municipal.

La menor también explicó que el promotor de la fiesta de Halloween, Miguel Ángel Flores, tenía una red de jóvenes que vendía a chavales menores de edad por al menos 50 colegios de la capital. Según la joven, el encargado de colocar las entradas en el San Estanislao de Kostka era un compañero de ellas y al menos vendió unas 180 solo en este centro. Lo sabe porque ella misma adquirió su entrada a este improvisado relaciones públicas por 20 euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram