Una original tropa de creadores

La agencia de publicidad malagueña El Cuartel se sitúa entre las 100 primeras del país y no deja de acaparar premios y reconocimientos

Pilar Ruiz, en la agencia El Cuartel, en Málaga.
Pilar Ruiz, en la agencia El Cuartel, en Málaga.GARCÍA-SANTOS

Nada más entrar a la sede que la agencia publicitaria El Cuartel tiene en la calle Beatas de la capital malagueña a uno le invade una sensación de paz. Situada en un edificio reformado del siglo XIX, con patio andaluz, soportales y fuente incluidos, los 20 trabajadores de esta agencia disfrutan de varias estancias en las que la tradición arquitectónica, el diseño minimalista y la vanguardia tecnológica conviven en perfecta armonía. Un ambiente buscado por su fundadora, Pilar Ruiz, que concibe el lugar de trabajo como si fuera una extensión de sus propios hogares. Ruiz, malagueña de 40 años, no tiene despacho; prefiere “revolotear” de mesa en mesa y así estar en contacto permanente con su equipo y con los proyectos que se traen entre manos.

Algo que echaba de menos en Madrid, donde trabajó en algunas de las agencias publicitarias más punteras del país, como Bassat Ogilvy, llevando cuentas de grandes clientes como Renault, Telefónica o Banif. “Fueron siete años muy buenos e incluso me ofrecieron quedarme como directora creativa. Pero llegó el momento de dar el salto; Madrid es una ciudad muy hostil y a mí me tocaba ya lo de formar familia… Así que regresé a Málaga en 2004 dispuesta a montar mi propia agencia publicitaria, pero con un perfil creativo distinto, algo que no existía por aquel entonces en Andalucía”, recuerda Ruiz, quien calmó sus creativas inquietudes de la niñez cursando estudios en la Escuela de Arte de San Telmo, en Málaga, y en la Universidad Antonio de Nebrija de Madrid.

“El día de su cumpleaños no trabajan. Ese día es suyo para que lo pasen en familia, lo dediquen a sus aficiones o lo que quieran”, declara Pilar Ruiz.

Ese perfil creativo distinto del que habla Ruiz es el que ha aupado a El Cuartel en apenas ocho años a figurar entre las 100 primeras agencias del país —de un censo de 7.000— y entre las 50 más premiadas. Cerca de una veintena de galardones lucen bajo la bóveda de la sala de reuniones, presidiendo una enorme mesa tapizada con un mapa del mundo. “Nosotros ofrecemos un equipo creativo completo. Nuestra fortaleza es la creatividad, sí, pero ofrecemos al cliente una orientación desde el principio hasta el final. Hacemos equipo con el cliente e intervenimos en todas las fases del proyecto, desde la estrategia hasta la producción. Ofrecemos las mejores cualidades de las grandes agencias y de las pequeñas boutiques creativas. Nos gusta trabajar con los clientes no de una forma puntal, sino fidelizarlo y trabajar con él a largo plazo, conocer su producto a fondo y responder a sus necesidades”, explica Ruiz, cuya agencia lleva cuentas de grandes compañías y organismos nacionales e internacionales como Unicaja, Gas Natural, Aon Seguros, Sando, Covirán, Hojiblanca, González Byass, Grupo Abades, Calima, Mayoral, Turismo Andaluz, Yara o Alstom.

“Pese a ser una agencia modesta que no radica ni en Madrid ni en Barcelona nosotros no pensamos en pequeño y esa actitud nos hace muy atractivos para grandes firmas que están descontentas con el trato o modo de trabajar de las grandes agencias. Con nuestra implicación en el proyecto desde el principio hasta el final conseguimos que nos vean como su propio equipo de marketing”, apunta Ruiz, cuya empresa, y pese a la crisis, tuvo una facturación en 2012 de 1.513.043 euros, más del doble de lo facturado cuando abrió en 2004 (654.416 euros).

Galardones y formación

  • Han recibido trofeos del Club de Creativos de España, la Federación Española de Marketing Directo, el Festival Internacional de Publicidad Social, además de cinco premios Agripina (2012), los más importantes del sector en el ámbito andaluz. Reconocimientos que según Pilar Ruiz animan a mejorar. Algo para lo que ha ideado un programa de actividades, como el Martes Matinal, ponencias y charlas semanales sobre diversos temas que imparten los propios empleados o expertos en las materias. "Aprender del otro nos hará invencibles", reza el lema de la iniciativa.
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“La crisis ha afectado al sector, pero se le puede plantar cara. No se puede ir a salvar lo inmediato, las nóminas del mes, y perder de vista el largo plazo. Nosotros hemos reestructurado el modelo de gestión para optimizar los recursos. Los empleados están divididos ahora en dos equipos multidisciplinares que cubren todos los procesos de un proyecto”, explica la fundadora de El Cuartel, satisfecha de haber sumado hace poco las cuentas de otras dos potentes firmas: Tienda Animal, la empresa líder en ventas en línea de productos para mascotas, y Grupo Abades, con la que se ratifica su liderazgo como la agencia preferida por las grandes marcas andaluzas.

“Desde el principio queríamos hacernos con grandes clientes andaluces y hacer algo por el sector publicitario de aquí. Demostrar que desde Málaga se podía hacer algo distinto, con buenas ideas y creatividad, y aportar mejoras a un sector que por entonces se limitaba en muchos casos a actuar como mero intermediario o subcontrata de grandes agencias. Y creo que lo conseguimos, porque desde 2006 han ido surgiendo agencias que siguen nuestra filosofía”, cuenta.

Una filosofía que también ha traspasado fronteras. El Cuartel dirige las campañas internacionales de grandes empresas como Alstom, “la mayor fabricante de trenes AVE en Europa”; Yara Internacional, “el mayor proveedor de abonos minerales del mundo que está presente en 150 países”, o Kyocera, “uno de los líderes mundiales en gestión e impresión de documentos”.

“Contamos con un equipo muy preparado formado en grandes multinacionales que en El Cuartel ha podido realizarse profesionalmente. Algunos de ellos han sido reconocidos con el máximo premio de la publicidad, El Sol. Son gente con inquietudes muy diversas que tratamos de incentivar para que esta riqueza revierta en la agencia. Cuidamos mucho el trato humano, es muy importante formar un equipo que responda en los éxitos, pero sobre todo ante las adversidades”, indica Ruiz, quien en El Cuartel fomenta medidas que favorecen la conciliación familiar y permiten a los empleados atender adecuadamente su vida privada. “El día de su cumpleaños no trabajan. Ese día es suyo para que lo pasen en familia, lo dediquen a sus aficiones o hagan lo que quieran”, explica.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS