Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los barcos volverán a pescar pulpo el lunes tras el acuerdo con Mar

Consellería y cofradías aseguran que el pacto sobre las nuevas normas del sector supone cesiones por parte de todos

Santiago de Compostela

Pescadores de pulpo y Consellería do Mar han alcanzado un acuerdo tras las intensas negociaciones de las últimas horas. Según la Xunta y el sector, las normas pactadas suponen cesiones tanto por un bando como por el otro y permite poner fin a la huelga. El lunes los pescadores volverán al pulpo.

La conselleira, Rosa Quintana, ha asegurado esta mañana que el pacto supone "ceder todos un poco". "La verdad es que fueron muchas horas de trabajo conjunto y al final imperó el sentido común", ha afirmado en una visita a Camariñas (A Coruña). Quintana ha subrayado que "cualquier cambio en la norma es difícil de ser aceptada en principio" pero el sector "fue capaz de valorar que este plan de gestión del pulpo no sólo establezcan unos topes y unas zonas de trabajo sino que intenta gestionar bien el recurso y buscar mejoras en la comercialización".

Según Mar, el sector ha aceptado que "es necesario identificar todas las nasas que están caladas en el mar" por lo que, a partir de ahora, será obligatorio que estas cuenten con un precinto en el que figure el número y el barco al que pertenecen. En cuanto al horario en el que las nasas pueden estar sumergidas, la conselleira ha explicado que ha optado por dar marcha atras a parte de los cambios. "Se ha vuelto a las líneas que estaban establecidas en el plan del año pasado" para "intentar que el sector trabaje de la manera más cómoda posible" con el compromiso adquirido por las federaciones provinciales y los patrones mayores de "establecer un mayor control".

Los aparejos tendrán que ser recogidos durante el fin de semana en la zona que va de Cabo Silleiro hasta Con de Aguieira --inicialmente era hasta Corrubedo-- por lo que se reduce el área. Los pescadores tendrán que retirarlos todos los días en las zonas en las que la superficie sea inferior a los 25 metros. El número de nasas que podrá transportar cada barco se mantiene, aunque la Xunta "analizará que si hay alguna necesidad de incrementar este número" para que "sea rentable".

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Federación Provincial de Cofradías de A Coruña, Genaro Amigo, ha celebrado el acuerdo alcanzado entre el sector y la Xunta que, como ha indicado, "permite desbloquear la situación" y que los barcos "puedan volver al mar a partir del lunes" al poner fin a la huelga en la que permanecían desde el arranque de la campaña.

"Más vale un mal acuerdo que un buen pleito", ha considerado Amigo para señalar que "hubo que ceder por ambas partes para alcanzar algún tipo de acuerdo" que "está bien", pues se plantean las mismas zonas de calado que "el año pasado" y se introduce la obligatoriedad de "llevar precintos" en todas las nasas caladas a lo largo del litoral gallego.

Amigo ha valorado de forma positiva que los naseiros de la ría de Arousa puedan dejar las nasas en el mar pues, en un principio, "no podían Baiona ni A Guarda". Con todo, también ha destacado la "provisionalidad" de este aspecto hasta que se celebre la reunión entre las cofradías de la federación de Pontevedra. "Es un plan ampliamente debatido por el sector, es indudable que cualquier cambio significa discrepancias, pero hablando y con el diálogo se llega a acuerdos", ha celebrado la conselleira do Mar, Rosa Quintana.