Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La música afrocubana y el jazz se cruzan en la batería de Ignacio Berroa

El percusionista inaugura este miércoles la 37ª edición del Festival de Getxo

El concurso de grupos cuenta con la participación de la banda polaca Pernal/Szkil Quintet

El músico cubano Ignacio Berroa.
El músico cubano Ignacio Berroa.

Dizzy Gillespie definió al músico cubano Ignacio Berroa como el único baterista latino en la historia de la música americana que conoce íntimamente los dos mundos: su música afrocubana nativa y el jazz. Berroa (La Habana, 1953) abrirá este miércoles Getxo Jazz 2013, la 37ª edición del Festival Internacional de Jazz de Getxo  (plaza Biotz Alai, 22 horas)

El concierto de Berroa estará precedido por la actuación de las bandas Pernal/Szkil Quintet, dentro del concurso de grupos (plaza Biotz Alai, 21 horas) y Stromboli en la sección Tercer Milenio (plaza Estación de Algorta, 19 horas).

Berroa está considerado como uno de los más destacados bateristas del panorama jazzístico actual. Tras dejar Cuba en 1980 se estableció en Nueva York y recaló en el cuarteto de Dizzy Gillespie, convirtiéndose desde ese momento, y hasta la muerte de éste en 1993, en integrante de las principales bandas del gran trompetista.

Berroa ha grabado y actuado con artistas de la talla de McCoy Tyner, Chick Corea, Wynton Marsalis, Freddie Hubbard, McLean Jackie, Michael Brecker, Joe Lovano, Jaco Pastorius, Ron Carter, Charlie Haden, Tito Puente y Gonzalo Rubalcaba.

La banda polaca Pernal/Szkil Quintet, formada por músicos graduados en la Academia de Música de Katowice, ofrece un sonido expresivo y cálido. Su repertorio consiste en composiciones originales escritas por miembros del grupo.

La sección Tercer Milenio acogerá el concierto del grupo vallisoletano Stromboli. Su música está muy influenciada por algunas de los grandes mitos del jazz (Duke Ellington, Charlie Mingus, Ahmad Jamal..) y por figuras actuales como Esperanza Spalding y Roy Hargrove, pero también contiene muchos recursos estilísticos y conceptuales de otros géneros musicales. Las canciones muestran matices que remiten al funk, hip hop y reggae, y la estructura de éstas se aproxima más a los movimientos de la música clásica que al esquema melodía-improvisación-melodía, propia del jazz más estándar.