Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un supermercado clandestino en el chalé

La Policía detiene a seis personas que vendían en una casa mercancía robada

Un supermercado bien surtido y con productos baratos oculto en un chalé. La Policía Nacional ha desmantelado en la localidad de Torrent un comercio clandestino que revendía alimentos robados y ha detenido por ello a seis personas de una misma familia, según explica en un comunicado la Jefatura Superior de Valencia.

Los arrestados sacaban carros llenos de género sin pasar por caja en diferentes supermercados, y luego vendían la mercancía en el chalé durante el fin de semana. Los policías se han incautado de numerosos artículos de alimentación, perfumería, limpieza, menaje del hogar, además de 14.000 euros en efectivo. También han bloqueado cuentas por importe de unos 45.000 euros.

La investigación arrancó en octubre pasado con los primeros datos sobre la existencia de un supermercado ilegal en un chalé de Torrent, al que no solo acudirían vecinos de la urbanización donde se encontraba, sino también personas que se desplazarían desde el casco urbano de Torrent, de localidades limítrofes, e incluso vecinos de la ciudad de Valencia. Los policías averiguaron que los productos ofertados en este supermercado procedían del robo o hurto en diferentes establecimientos comerciales de toda la Comunidad Valenciana.

Los policías averiguaron que los responsables del comercio ilícito "tenían una alta especialización en hurtos de cualquier tipo de productos en grandes superficies", según la Policía. Salían de los supermercados con carros cargados de productos aprovechando un descuido de los cajeros, propiciado en algunas ocasiones por uno de los miembros de la familia.

En otros casos dejaban el carro de la compra cargado cerca de la puerta de entrada y, cuando los cajeros no se percataban, "pasaban" el mismo carro o el género a otro familiar que estaba fuera que era el encargado de activar la apertura automática de la puerta. Si el género era de pequeño tamaño utilizaban bolsas o mochilas forradas de aluminio o similar evitando así que saltara la alarma.

En alguna ocasión hubo enfrentamiento con empleados de los establecimientos que trataron de retenerles al descubrir el robo. Así, el pasado 8 de junio, en un supermercado de una localidad alicantina, golpearon a una empleada que trató de impedir el robo.

Los policías localizaron en una urbanización de Torrent el chalet donde se vendía el género sustraído a un precio inferior al real. Los clientes entraban al chalé y salían en pocos minutos con bolsas de plástico llenas. En ocasiones se llegaban a producir colas para poder entrar a este falso supermercado, según la nota policial.

Los agentes detuvieron finalmente a los sospechosos, tres hombres y tres mujeres de nacionalidad española de entre 16 y 43 años, por los presuntos delitos de asociación criminal, hurto, robo con violencia y receptación. Los policías realizaron la entrada y registro en dos domicilios, en los que hallaron género hurtado de muchos supermercados. La mercancía se exponía como en una tienda legal, con estanterías y sus correspondientes precios.

Uno de los supermercados afectados por los robos, que recuperó género valorado en casi 4.000 euros, lo ha donado a una organización benéfica de Torrent.

Los detenidos, cuatro con antecedentes policiales, pasaron a disposición judicial. Uno de los arrestados es menor de edad y su caso ha pasado a manos de la Fiscalía de Menores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >