La FAVB pide que las fiestas infantiles en parques no requieran permiso

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona reclama que se soliciten sólo en casos extraordinarios

Niños en un parque infantil en Barcelona.
Niños en un parque infantil en Barcelona.MARCEL.LÍ SÀENZ

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) ha pedido hoy que el Ayuntamiento de Barcelona no obligue a tener un permiso para celebrar fiestas infantiles en los parques de la ciudad. Actualmente, es necesario un permiso gratuito, que debe solicitarse con tres semanas de antelación y que implica el compromiso de limpiar el espacio ocupado una vez haya finalizado la fiesta.

La FAVB ha alertado de que "muchas familias no son conscientes de esta normativa" y ha señalado que la Guardia Urbana ha intervenido en diversas ocasiones en fiestas infantiles celebradas en parques pidiendo los permisos y amenazando con poner una multa. Para las asociaciones de vecinos, no debería obligarse a pedir una autorización ya que consideran que "la celebración de fiestas infantiles no altera la funcionalidad propia de una zona verde", por lo que sólo deberían exigirse permisos en casos extraordinarios en los que se altere la función del parque o se limiten derechos de otros usuarios.

Asimismo, la FAVB ha señalado que las condiciones que se exigen para celebrar una fiesta infantil (como no estropear las plantas, no ensuciar la zona y no encender fuego) las debe cumplir cualquier usuario del parque, por lo que "no tiene ningún sentido" que los organizadores de fiestas infantiles deban pedir este permiso.

En este sentido, las asociaciones de vecinos han considerado preocupante "la tendencia de querer regularizarlo todo" y han asegurado que entienden que se multe a quien estropea un bien público, pero que es ilógico que se multe a quien no pide permiso para celebrar una fiesta infantil.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS