Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán avisa: “Cualquier oficio se envejece si no hay savia nueva”

El presidente de la Junta dice que mantendrá el cargo lo que dure la legislatura.

“No voy a volver a ser candidato a la Junta de Andalucía”, ha proclamado al filo de la una y media de esta tarde José Antonio Griñán en el debate de la comunidad. Todo el mundo estaba pendiente de estas palabras después de que ayer trascendiera su decisión de no aspirar a un mandato más. Lo ha dicho al final, cuando ya llevaba casi hora y media de discurso. “La presidencia de la Junta debe renovarse periódicamente. Llevo cuatro años de presidente y mi voluntad es limitar a dos mis mandatos. No volveré a ser candidato”. Griñán no dimitirá de presidente. “He intentado sostener el timón en los perores momentos y lo seguiré haciendo durante esta legislatura”.

En sus palabras finales, Griñán ha invitado implícitamente a los dirigentes políticos que como él protagonizaron la transición a dar un paso atrás. “Cualquier oficio se envejece si no hay savia nueva, lo mismo ocurre con la política. Mi generación ha sido la de la transición, la transición es un pasado que no se va a volver a repetir, no puede ser que la sociedad cambie y los dirigente de un proyecto social y político no sean solidarios”. Y ha remacho esta idea con la frase de para los tiempos nuevos no sirven “las viejas recetas por mucho éxito que hayan tenido en el pasado”.

Estas reflexiones de Griñán han sonado a una invitación a los dirigentes que han compartido vida política con él y el único que está en su misma situación es el secretario general del PSOE federal, Alfredo Pérez Rubalcaba, al que no ha aludido, De hecho, el comentario más frecuente de los socialistas andaluces al trascender que Griñán abría su sucesión ha sido el de “a ver si aprenden y toman nota”.

El déficit público es el villano de todas las historias para recortar

El socialista ha propuesto al PSOE que apruebe una norma interna para limitar a dos los mandatos del presidente de la Junta y ha propuesto trasladar este acuerdo a todas las fuerzas políticas si así se decide mediante acuerdo del Parlamento. La limitación de mandatos ha sido una exigencia del PP andaluz desde hace mucho tiempo.

El relevo en la Junta ha dejado en un segundo lugar el resto del discurso del presidente, que ha sido poco autocrítico.

En su intervención, Griñán ha hecho un alegato en contra de los criterios de austeridad impuestos por los organismos internacionales que en su opinión esta ahogando las posibilidades de recuperación. Ha criticado que se empleen las reformas como vía para producir recortes en la sanidad, la educación y la dependencia. “El déficit público es el villano de todas las historias para recortar”, se ha quejado. Griñán ha hecho un discurso clásico de ir analizando todas las políticas, intercalando valoraciones con anuncios de proyectos de ley, la mayoría de ellos ya previstos en el pacto de coalición.

El socialista ha contrapuesto la política de recortes de Rajoy con la que aplica su Gobierno que, según él, persigue luchas contra la desigualdad. En este sentido, ha presumido de las medidas de ahorro en materia sanitaria como la de la subasta de medicamentos o el mantenimiento de incentivos en la educación, como la de los libros gratuitos. “Considero un retroceso intolerable la discriminación al alumnado con menos recursos. No es justo”, ha proclamado entre grandes aplausos de la bancada socialista.

Griñán ha anunciado que Andalucía garantizará una beca de 1.500 euros al año a los estudiantes de bachillerato y FP que se queden sin beca por el aumento de las exigencias académicas,. “A veces un seis vale más que un ocho”, ha recalcado, antes de entrar de lleno a criticar al ministro José Ignacio Wert por “perpetrar una de las mayores injusticias” al pretender subir la nota para acceder a una beca universitaria.

El socialista también ha hecho un análisis positivo de la marcha de la sanidad andaluza. “El sistema público de salud es el bien más preciado por los andaluces al mantener su gratuidad y la universalidad. Donde otros aplican el copago nosotros lo limitamos. Lo hacemos sin recortar derechos”. Griñán ha afirmado que la subasta de medicamentos puede ahorrar 200 millones al año que no pagan los ciudadanos, sino las farmacéuticas.

Ha anunciado una ley de sostenibilidad de garantía del sistema público de salud para asegurar el total de las prestaciones a todos los ciudadanos y otra de menores .

El socialista ha ofrecido consenso al Ejecutivo central para afrontar el debate territorial

Griñán ha defendido la ley de la Dependencia de Zapatero, una de las políticas más queridas por los socialistas, Ha propuesto medidas de choque para personas que “lo están pasando muy mal”, objetivo en el que ha encuadrado los decreto contra la exclusión y de la función social de la vivienda aprobadas por su Ejecutivo.

Ha hecho referencia a las críticas contra el decreto andaluz antidesahucios después de la carta de Bruselas cuestionando la expropiación temporal del uso de la vivienda para personas en riesgo de exclusión social. “El ministro de Economía ha intentado abortar esta decisión e implica a la Comisión y después de muchas mentiras de bulto solo ha conseguido una carta de un director adjunto con muchas perífrasis”, ha relatado. Griñán ha exigido “muchas explicaciones” de por qué el decreto afecta el memorándum de entendimiento sobre la banca, que no ha aprobado el Congreso de los Diputados.

En el terreno económico, el presidente de la Junta que dirige una comunidad con casi el 38% de paro, ha cuestionado los efectos de la reforma laboral “porque crea más desempleo y desigualdades” y ha defendido las políticas de estímulo del I+D+i de su Ejecutivo. Griñán ha anunciado “un nuevo plan de choque de 200 millones de euros” para desempleados y una ley de emprendedores.

Griñán se ha quejado del sistema de financiación autonómica por su aplicación “desleal” y ha recordado que la Junta mantiene vivos nueve recursos contra el modelo actual aprobado por el anterior Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. El socialista ha ofrecido consenso al Ejecutivo central para afrontar el debate territorial, que implicaría una reforma del Senado, y también sobre la reforma de las Administración.

El PP ha seguido en silencio el discurso de Griñán, Tan solo hubo murmullos cuando el socialista ha empezado a hacer su valoración de la coalición de gobierno, del que ha destacado que ha sido capaz de firmar hasta nueve pactos con distintos sectores sociales. “No es un gobierno de rodillo”, ha subrayado.

No ha rehuido el debate sobre la corrupción. “No nos hemos librado de la corrupción”, ha dicho, antes de entrar de lleno en el caso de los ERE. “En este caso hay cosas claras: se utilizaron de forma ilícita fondos públicos que eran legales; la denuncia inicial se sustanció por la Junta; se abrió una investigación interna, estamos personados como acusación particular, ha habido nuevas denuncias y pedido imputaciones de presuntos responsables”, ha relato. Sobre las responsabilidades políticas, ha dicho que estas se “ventilarán” cuando el caso judicial llegue a conclusiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >