Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juzgado envía a la cárcel a la madre que arrojó a su bebé por un desagüe

La consejería de Bienestar Social busca fórmulas de acogida para el bebé abandonado

La madre del bebé abandonado en Alicante pasa a disposición judicial.
La madre del bebé abandonado en Alicante pasa a disposición judicial.

El juzgado de instrucción número 4 de Alicante ha acordado prisión provisional, comunicada y sin fianza para la mujer detenida por arrojar a su bebé por un desagüe en un patio de luces de la finca en la que vivía, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La madre que confesó haber tirado a su recién nacido por el desagüe el pasado domingo en Alicante está acusada de asesinato en grado de tentativa mientras el niño se mantiene estable en la UCI y bajo la protección de la Generalitat Valenciana. La Consejería de Bienestar Social continúa investigando el entorno familiar del bebé y las distintas posibilidades de acogida.

A primera hora de la mañana del martes, agentes de la policía nacional han llevado a los juzgados de Benalúa en Alicante a la mujer de 26 años que arrojó al niño nada más nacer por el desagüe de un patio de luces metido en una bolsa de plástico, presumiblemente el pasado viernes. La policía continúa hasta nueva orden con la investigación intentando conocer si una tercera persona participó en el suceso o si ayudó a la madre a abortar.

En la madrugada del pasado día 23, una vecina del edificio donde reside la detenida llamó a lo bomberos pensando que un gato estaba atrapado en los conductos de desagüe del patio interior, pero el gato resultó ser un bebé que podía llevar más de 40 horas solo.

La policía pudo descubrir que en el inmueble había una mujer embarazada que estaba ingresada desde el viernes pasado en el hospital por haber sufrido un aborto. La mujer, tras ser informada de su detención, reconoció los hechos, según la policía. Admitió además que no deseaba tener al niños ni tener dinero para el aborto. Recibida el alta médica, fue trasladada a la comisaría provincial de Alicante.

Una tía se ofrece

Se ha conocido que la mujer, de 26 años, tiene además una hijo de tres años y vivía en un piso compartido en la primera planta de la calle Benissa, en el barrio Virgen del Carmen de Alicante. La hermana de la detenida, que desconocía el embarazo, se ha hecho cargo de su primer hijo, y algunas fuentes apuntan a que se habría ofrecido para tener también al pequeño.

No obstante, la Consejería de Bienestar asegura que sus técnicos continúan indagando si existen condiciones de acogida en la familia más inmediata. De no ser así, las dos posibilidades restantes son que el bebe acabe en una familia de acogida, de entre todas las que hay en la Comunidad Valenciana, o en el Hogar Provincial en Alicante. No se tomará decisión alguna hasta que el niño salga del hospital donde aún permanece con el radio roto y otras lesiones.

Más información