Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco será expulsado hoy en medio de la división de los diputados del PP

El grupo parlamentario se reúne esta tarde para apartar al exportavoz

Bellver quiere llegar a la reunión con la mayoría de firmas del grupo

Rafael Blasco en el que ha sido hasta ahora su escaño de las Cortes Valencianas.
Rafael Blasco en el que ha sido hasta ahora su escaño de las Cortes Valencianas.

Será esta tarde. El presidente de la Generalitat y del PP valenciano, Alberto Fabra, tratará de atajar este martes la crisis abierta en su grupo parlamentario tras la decisión de expulsar al que fuera consejero y también portavoz, Rafael Blasco. Los diputados del PP han sido convocados a las 18.00 para acordar la medida, después de que el portavoz parlamentario, Jorge Bellver, hiciera varias consultas con los servicios jurídicos de las Cortes Valencianas sobre la forma reglamentaria de convertir a Blasco en diputado no adscrito.

La resistencia del afectado, que este lunes acudió de nuevo a su despacho en las oficinas del Grupo Popular y que ha expresado su intención de intervenir en la reunión, aconsejó a la dirección del PP renunciar a su intención inicial de echar a Blasco en una reunión del grupo convocada antes del pleno de este miércoles en la que no se pondría siquiera a votación. Como anunció el secretario general del PP de la Comunidad Valenciana y consejero de Gobernación, Serafín Castellano, Blasco ya no será diputado del PP en la sesión de mañana.

Todos los esfuerzos de Fabra y la dirección del PP se centran en evitar que la expulsión evidencie la división existente en el seno del Grupo Popular, donde se sientan, además de Blasco, otros ocho imputados en casos de corrupción. Para ello, Bellver que ya había iniciado las gestiones para llegar a la reunión de hoy con el máximo de firmas recogidas, se afanaba en confirmar la asistencia del mayor número de diputados. El PP necesita 28 firmas de un total de 55 para formalizar la decisión de expulsar a Blasco. Con las firmas necesarias recogidas, Bellver podrá presentar la expulsión como un hecho decidido antes de la votación.

La votación tiene dos objetivos: reforzar la decisión para que no pueda ser tumbada en los tribunales y obligar a los diputados del grupo a posicionarse respecto a la expulsión de Blasco que, previsiblemente, tendrá unos minutos para defender su posición antes de ser apartado.

La reunión, que inicialmente iba a ser pilotada por el portavoz del Grupo Popular, estará presidida por el jefe del Gobierno valenciano, pese a que hoy tiene agenda oficial en la provincia de Alicante.

Una presencia que quiere reducir el malestar en el seno del Grupo Popular, donde se ha cuestionado la autoridad de Fabra por sus continuos titubeos en el caso Blasco.

Fabra anunció inicialmente la expulsión de Blasco por el caso de las ayudas de cooperación, en el que está procesado y por el que la Abogacía de la Generalitat le pide 11 años de cárcel, intentó que el propio Blasco dimitiera, sin conseguirlo, y aplazó el apartamiento efectivo del diputado, hasta que decidió expulsarlo por las críticas que vertió contra él en un programa de televisión. De esta manera, la alarma social por el desvío de ayudas destinadas al Tercer Mundo, que fue utilizada como argumento para expulsar al exconsejero, ha pasado a un segundo plano.

La dirección nacional del PP opta por no interferir

El PP intenta reducir al mínimo las ausencias en la reunión de hoy, aunque da por hecho que no podrá evitarlas. En la dirección del grupo parlamentario dan por segura la ausencia del presidente provincial, Alfonso Rus, pero no descartan que otros cargos significativos del PP, como el expresidente Francisco Camps, opten por no acudir. Los populares tienen punteados una decena de cargos dudosos cuyo número intentan reducir al máximo antes de la reunión de hoy.

La dirección nacional del PP optó por no interferir. Carlos Floriano, vicesecretario de Organización de la formación que lidera Mariano Rajoy, dijo: “Yo ni debo ni puedo entrar”. Y ello, pese a que unas horas antes, el secretario regional, Serafín Castellano, ha explicado que Génova tenía previsto ratificar en las próximas horas la decisión del Comité de derechos y garantías del PPCV.

Serafín Castellano: “Estamos tranquilos porque la decisión saldrá adelante”

Castellano insistió: “Estamos tranquilos porque la decisión saldrá adelante”. El secretario regional del PP recalcó que la situación de Blasco tiene “diferencias clarísimas respecto a los otros casos”. Y sobre la actitud que pueda adoptar Rus, Castellano recordó: “Hemos de ir todos a una, sin ningún tipo de problemas”.

La decisión adoptada en la reunión del grupo parlamentario se comunicará a la Mesa de las Cortes, que tendrá que reunirse mañana miércoles antes del pleno parlamentario. En esa reunión se formalizará la decisión del Grupo Popular y la condición de Rafael Blasco como diputado no adscrito. Además, se le asignará un nuevo escaño, separado del Grupo Popular.

Aunque no está decidido, Blasco podría sentarse ya el miércoles en la parte del hemiciclo que ocupa la oposición, tras el escaño de la coordinadora general de Esquerra Unida, Marga Sanz. La condición de no adscrito limitará sus posibilidades parlamentarias al mínimo y no es previsible que el PP permita que la Mesa de las Cortes amplíe su capacidad de iniciativa.