La Xunta se resiste a los ajustes que recomienda la reforma de Rajoy

El conselleiro de Medio Ambiente defiende la continuidad de Meteogalicia

La reforma de la Administración que ha puesto encima de la mesa el Gobierno de Mariano Rajoy ha despertado escaso entusiasmo en el Gabinete de Alberto Núñez Feijóo. La Xunta ha respondido esgrimiendo la larga lista de ajustes de los últimos cinco años y ha trasladado al Parlamento la decisión sobre suprimir el Valedor do Pobo y el Consello de Contas, una forma de darle largas al asunto. Y un destacado miembro del Gobierno, el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, también vicesecretario general del PP gallego, ha descartado este sábado la supresión del servicio meteorológico de la Xunta, una de las recomendaciones del Ejecutivo central. 

Meteogalicia, subrayó Hernández, "ya realizó un ajuste importante", reduciendo su plantilla de 32 a 25 personas, y se trata además de un servicio que "es hoy por hoy" la "referencia en información meteorológica" en la comunidad. Aunque el conselleiro ha considerado que la "línea" de la reforma administrativa es "absolutamente correcta", ha insistido en la idea de que el PP gallego ya viene aplicando esos principios desde que recuperó el poder en 2009.

Con respecto al Valedor do Pobo, Feijóo puede esgrimir que ya hizo recortes en el organismo suprimiendo las figuras de los vicevaledores, que se cubrían mediante un reparto entre los partidos. Eliminar el Valedor y el Consello de Contas obligaría a reformar el Estatuto de Autonomía. El anuncio de la Xunta y el PP de que consultarán con el Parlamento antes de tomar una decisión muestra la actitud escasamente decidida del Gobierno gallego, ya que resulta más que previsible el rechazo que va a encontrar en la oposición.

De hecho, el portavoz parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, ya lo ha dejado claro este sábado. "Si se apela a que no existan 17 defensores del pueblo y 17 consejos de cuentas, muy bien, los que apostaron por el café para todos que disuelvan la autonomía de Madrid, pero que se dejen de agredir los derechos nacionales del pueblo gallego", ha apuntado el dirigente nacionalista, informa Europa Press.

Para Jorquera la iniciativa del Ejecutivo central supone "un auténtico chantaje a las comunidades autónomas", ya que el incumplimiento de las recomendaciones puede acarrear castigos en el reparto de la financiacón y del déficit.  El líder parlamentario del BNG ha recordado que "no fueron los nacionalistas" los que durante el debate constitucional en 1979 defendieron "el café para todos", sino que "fue fruto de un pacto entre el PSOE y el PP para encubrir que en el Estado español hay distintas naciones".

 

 

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS