Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivadas sin autor conocido las causas por los incendios del Alt Empordà

El caso queda sobreseído un año después de que Puig, consejero de Interior, dijera que se analizarían las colillas

El incendio del Alt Empordà-
El incendio del Alt Empordà-

Las primeras investigaciones hacían pensar que nadie iba a responder por los incendios del Alt Empordà, que se cobraron cuatro vidas en julio del año pasado. Pero el entonces consejero de Interior, Felip Puig, abrió la puerta a la esperanza: los Mossos analizarían el ADN de las colillas encontradas en los márgenes de la zona donde empezaron los fuegos. Ya en ese primer momento le llovieron las críticas a Puig porque las bases de ADN son bastante exiguas (15.000 perfiles). Y los críticos tuvieron razón, ya que no se ha podido determinar quién se fumó el cigarro o cigarros que originaron los incendios.

Ayer, casi un año después, el juzgado de instrucción número 6 de Figueres archivó provisionalmente las dos causas paralelas que abrió por el incendio de La Jonquera —que costó la vida a un hombre francés de 65 años con quemaduras en el 80% de su cuerpo— y el incendio de Portbou, que acabó con la muerte de dos personas —un padre de 46 años y su hija de 15— también francesas, cuando intentaban huir de las llamas. Otro hombre, de 75 años, falleció de un ataque al corazón al ver cómo su casa en Llers era pasto de las llamas. Los incendios “no tienen autor o autores conocidos”, concluye el juez, Alexandre Contreras, en ambas causas.

Según recoge el auto de sobreseimiento, en el caso del fuego de La Jonquera, que duró cinco días, arrasó 10.276 hectáreas e hirió a 31 personas, la policía analizó seis colillas. Pero el resultado fue “negativo, a los efectos de poder determinar a quién o quiénes pertenecen”. En el caso del incendio de Portbou, donde las llamas devoraron 45,6 hectáreas, la policía recogió también seis colillas. De estas, dos fueron las que posiblemente originaron el incendio, pero tampoco sirvió para dar con los autores. El juez destaca la ingente labor de los cuerpos policiales, de bomberos y agentes rurales. Y pide que lo sucedido sea “recordado por la sociedad” para evitar que se repita en el futuro.