El exconsejero de Sanidad niega que se fraccionaran contratos para la red Gürtel

Rosado sostiene que Orange Market era una de las muchas empresas con las que se trabajaba

El exconsejero de Sanidad Luis Rosado ha negado ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) que instruye el caso Gürtel que desde su entonces departamento se fraccionaran contratos para favorecer a presuntas empresas de la trama, como Orange Market, SL, Easy Concept o Diseño Asimétrico.

Luis Rosado estaba citado este lunes en el tribunal valenciano para declarar, en calidad de testigo, en la pieza cinco del caso Gürtel, que investiga presuntas irregularidades en las contrataciones entre la Generalitat y empresas de la trama.

En concreto, Rosado tenía que acudir al TSJCV a las 10.45, aunque se ha presentado unos 10 minutos antes, y ha salido del interrogatorio sobre las 13.15. Junto a él estaban citados otros testigos relacionados con la Consejería de Sanidad, como el ex director general de Farmacia José Clérigues o la ex directora general de Asistencia Sanitaria Marisa Carrera.

Rosado, quien ya tuvo que declarar como testigo en enero del pasado año, en la conocida como causa de los trajes dentro del caso Gürtel, ha tenido que responder este lunes por un contrato menor que firmó en un cargo anterior a consejero con Orange Market por importe de 11.900 euros. Ha indicado que esta mercantil era de una de tantas con las que se trabajaba anteriormente.

Este contrato se firmó para la realización de un vídeo promocional por una visita del expresidente de la Generalitat Francisco Camps al hospital Clínico de Valencia con motivo de una cesión de terrenos por parte de la universidad. Sobre el mismo, el exconsejero ha mantenido la misma versión que ofreció hace un año, es decir, que en ese momento desconocía la empresa que era.

Asimismo, Rosado, que fue consejero de Sanidad durante un año y medio, desde junio de 2011 hasta diciembre de 2012, ha reiterado que desconocía que para el mismo acto se hubiera contratado también con Easy Concept y con Diseño Asimétrico -presuntas empresas de la trama-. En total hubo cuatro contratos relacionados con este acto por parte de distintas direcciones generales, cuyo importe ascendió a 47.000 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre este extremo, este lunes ha defendido lo mismo que expuso hace un año, que desconocía esta afirmación, ya que él solo controlaba el contrato que firmó, por 11.900 euros, y ya fue luego cuando se enteró de que la postproducción fue para otra empresa. Así, ha negado que esto supusiera una fragmentación de contratos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS