Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cotino expulsa a una dependiente por protestar en el pleno de las Cortes

"Nos están ahogando", denuncia Elvira Murcia, aplaudida por la oposición

El PP rechaza investigar la aplicación de la ley y la rebaja en las evaluaciones

Fue un silencio muy embarazoso. El hemiciclo quedó paralizado cuando Elvira Murcia, desde la tribuna de invitados, exclamó: “Nos deben dinero, nos están ahogando”. Ocurrió este miércoles durante la intervención de la diputada de Esquerra Unida del País Valencià Esther López Barceló. Había coincidido con Mònica Oltra, de Compromís, en la propuesta de una comisión de investigación sobre la aplicación de la ley de dependencia y, como ella, acababa de afear al PP que el exconsejero de Solidaridad, Rafael Blasco, para quien las acusaciones piden prisión por el fraude en las ayudas de cooperación, siguiera sentado en su escaño de la bancada del PP.

Tras unos instantes de estupor, el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, ordenó expulsar del hemiciclo a Elvira Murcia, dependiente que se encadenó el año pasado al Palau de la Generalitat en contra de los recortes, por interrumpir la sesión plenaria. Afectada por la enfermedad de los huesos de cristal, gritó: “Vergüenza del PP”, “tienen dinero para lo que quieren”. El presidente de las Cortes recordó que los invitados no pueden intervenir en el pleno y la mujer elevó la voz: “Y Blasco ahí sentado”.

Cotino reiteró la orden de expulsarla. “Que me echen, me da igual”, respondió Murcia. El presidente de la Cámara volvió a ordenar que la sacaran de la tribuna, “con delicadeza”, ya que va en silla de ruedas.

Los empresarios dicen que la norma ha entrado en una “vía muerta”

López Barceló, desde la tribuna de oradores, dio las gracias a Elvira Murcia, que cosechó aplausos de la oposición, mientras que Oltra, en el segundo turno, dijo: “La dignidad ha entrado en las Cortes”. El diputado socialista José Manuel Sánchez, en su intervención, indicó: “Ya nos gustaría que los dependientes de esta comunidad tuvieran el mismo grado de amparo por parte del presidente Fabra que el señor Blasco. Mientras el presidente es incapaz de expulsar a los corruptos, sí expulsa a los dependientes”.

No había nadie en los escaños del Consell para escuchar estas frases, ni para seguir el debate en el que se denunció la modificación de los criterios de evaluación de los dependientes por motivos económicos. Mónica Oltra puso el ejemplo de un niño con síndrome autista que antes se evaluaba en el 65% y ahora solo alcanza el 15%. “Los familiares no lo entienden”, clamó. El diputado del PP Ricardo Martínez, pidió perdón por los retrasos en la tramitación de las peticiones y elogió la ley de dependencia como un “importante avance”, pero añadió que estuvo mal dotada económicamente y ha “desbordado las previsiones”.

Mientras la oposición pedía explicaciones a la Generalitat por la aplicación de la dependencia, la Federación Estatal de Asistencia a la Dependencia (FED) celebraba ayer una reunión en Valencia. En el encuentro, el presidente de a entidad, Alberto Echevarría, dijo que la Ley de Dependencia está “en vía muerta, con los consiguientes perjuicios que ello supone para las empresas que integran el sector y, en particular, para los 300.000 trabajadores y el millón de usuarios que diariamente reciben ayuda”. Por su parte, el presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez, declaró que es “un error” recortar en salud.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >