Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria de arte Swab baja precios y se desplaza a octubre

Pese a reducir su presupuesto en un 30% esperan llegar a los 60 galeristas

'Un mundo sostenible', de Laura Carvajal, una de las escaleras de metro que participan en el concurso Swab Stairs de Barcelona.
'Un mundo sostenible', de Laura Carvajal, una de las escaleras de metro que participan en el concurso Swab Stairs de Barcelona.

Nació en 2007 con la voluntad de convertirse en una feria muy selecta con galerías prestigiosas y punteras sobre todo extranjeras, pero siete años y cinco ediciones después, la feria de arte contemporáneo de Barcelona Swab reajusta sus objetivos. “Queremos apostar por los jóvenes, será una feria económicamente más accesible, tanto por los galeristas que participan como por los potenciales compradores que encontrarán piezas a partir de 100 euros”, aseguró Joaquín Díez-Cascón, arquitecto y coleccionista, que creó Swab a su medida, cansado de macroeventos como ArcoMadrid y seducido por la línea de certámenes como Liste de Basilea o Pulse de Nueva York.

Swab también cambia de fechas y celebrará su sexta edición del 3 al 6 de octubre. “Hemos recogido la sugerencia de la Generalitat, partidaria de crear dos focos de atención alrededor del arte contemporáneo en momentos distintos del año, alejando Swab de la feria de videoarte Loop. Además, en primavera hay muchos eventos y la gente llega agotada, mientras que en octubre vamos a coincidir con el inicio de la nueva temporada”, explicó Díez-Gascón, que para poder continuar con la feria tuvo que rebajar el presupuesto el 30%. Y eso, pese a que la Generalitat y el Ayuntamiento han mantenido su aportación, de 50.000 y 15.000 euros respectivamente, mientras que el Ministerio de Cultura no ha renovado su compromiso. Los puestos serán más baratos —entre 1.500 y 4.000 euros—. “Hasta la fecha tenemos 45 galerías confirmadas, pero esperamos llegar a 60, como el año pasado. Habrá galerías y artistas, tanto jóvenes como consagrados, que no se han exhibido nunca en España”, indicó el director, satisfecho con los programas comisariados. Además del consolidado MYFAF, a cargo de Zaida Trallero y Rosa Lleó, formado por galerías con menos de dos años de vida, que no han participado en ferias internacionales, habrá una serie de programas centrados en la creatividad de determinadas zonas geográficas, como América Latina, Asia, norte de África y Oriente Medio. La visibilidad de la creación nacional estará asegurada por el inédito Nuevas Posiciones, patrocinado por la Fundación DKV, que reunirá 10 galerías españolas emergentes.

Según Díez-Cascón, este año se ha realizado un esfuerzo especial para traer un importante grupo de coleccionistas y profesionales del mundo del arte, asegurando así un cierto número de adquisiciones. El Instituto Ramon Llull costeará la visita de 10 directores de museos extranjeros, favoreciendo así no solo la posibilidad de adquisiciones, sino también de otros tipos de intercambios, como exposiciones y producciones.

Además la feria consigue incrementar el programa de premios con un galardón para el arte conceptual y mantener los eventos paralelos, como Swab Stairs, un concurso para decorar las escaleras de cinco estaciones del metro en el cual participaron otras tantas escuelas superiores de diseño, que se celebró a primeros de mayo.