La niños fallecidos en Algeciras murieron intoxicados por monóxido de carbono

La policía cree que se trata de un doble homicidio imprudente tras interrogar a la cuidadora

Un terrible accidente. La policía localizó ayer a la mujer que cuidaba del niño de tres años y de su hermana de cuatro hallados muertos la noche del jueves en su domicilio, en el número 11 de la calle Huesca del barrio de La Bajadilla de Algeciras (Cádiz), una zona deprimida de la ciudad. Ella aportó los datos que han permitido aclarar este terrible suceso. Los pequeños murieron intoxicados por inhalación de monóxido de carbono generado por un calentador de agua en mal estado.

La mujer, que se encontraba en la casa pero que no resultó tan intoxicada como los menores, huyó al percatarse de que los pequeños habían fallecido por miedo, agravado por la circunstancia de que carecía de permiso de residencia. Horas después, fue hallada en La Perlita, una zona próxima al barrio donde ocurrieron los hechos.

La autopsia preliminar señaló la intoxicación como causa de los fallecimientos, aunque el examen completo podría aportar más detalles. La policía descartó inicialmente que la mujer haya participado directamente en el suceso y señaló que se trata de un posible doble homicidio por imprudencia. También explicó que la poca envergadura de los menores y su posición pudo favorecer la rápida intoxicación y que la adulta no notara los síntomas.

Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche del jueves. La madre de los menores, de origen marroquí, encontró a los niños muertos en la casa cuando llegó de trabajar. Al principio se pensó que los pequeños podrían haber ingerido medicamentos o algún producto de limpieza. No se observaban signos de violencia.

Los menores fallecidos eran un niño nacido en agosto de 2009 y una niña nacida en julio de 2010, ambos en la provincia de Barcelona. El niño cursaba tercero de primaria en el colegio Campo de Gibraltar, donde los alumnos y profesores secundaron un minuto de silencio con pancartas en recuerdo de su compañero (Ismael). La hermana había sido admitida para el próximo curso.

La madre nació en Marruecos en octubre de 1984 y tiene permiso de residencia permanente en España. Está separada. La cuidadora de los menores, también marroquí, ha colaborado con la policía antes de pasar a disposición judicial.

Tras lo sucedido, el alcalde de la ciudad, José Ignacio Landaluce (PP) que se desplazó hasta el lugar de los hechos, decretó dos días de luto oficial, suspendiendo todos los actos y ordenando que las banderas ondeen a media asta en los edificios municipales. Además, los portavoces municipales decidieron secundar a las 11.30 horas una concentración silenciosa a las puertas del consistorio, a raíz de la suspensión de la sesión ordinaria de pleno que, se había fijado para esta mañana.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción