Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vota a favor y en contra de eliminar las quitas a las preferentes

Los populares respaldan un cambio legal en Santiago y lo vetan en Madrid

El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, con un grupo de preferentistas en las cercanías del Parlamento
El portavoz del BNG, Francisco Jorquera, con un grupo de preferentistas en las cercanías del Parlamento

El PP votó ayer en Galicia a favor de cambiar la ley estatal para erradicar las quitas a los estafados por las preferentes establecida por el Gobierno de Mariano Rajoy. Eso fue a mediodía en el Parlamento gallego, que aprobó por unanimidad una proposición de ley del BNG. Pero por la tarde ese mismo partido rechazó una iniciativa similar en el Congreso de los Diputados, que ahora deberá pronunciarse también sobre lo acordado en la Cámara gallega.

 Lo había advertido el portavoz del BNG en el Parlamento autónomo, Francisco Jorquera, cuando supo del apoyo de los populares a su iniciativa, que también respaldaron el PSdeG y AGE. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acababa de incorporarse al debate para llegar a tiempo a la votación. Y a él se dirigió el propio Jorquera, que aludió a su condición no solo de presidente de Galicia sino también del PP para que Feijóo se responsabilizase de lo que hiciesen horas después los diputados populares elegidos por Galicia en el Congreso. “A ver qué hacen esta tarde”, había avisado el dirigente nacionalista. Con esa advertencia final del Bloque, la moción salió adelante con los votos de los 74 parlamentarios presentes en la Cámara autónoma. Y desde los escaños la unanimidad se celebró con unos tímidos aplausos.

El portavoz del PP gallego, Pedro Puy, había justificado el voto alegando que su grupo está a favor de dar una solución para que cobren los tenedores de preferentes y obligaciones subordinadas. Pero unas horas más tarde, el grupo parlamentario del PP en el Congreso dejó claro que el problema de las preferentes está ya arreglado. Con las calles tomadas a diario por las protestas de los afectados y los alcaldes gallegos enfundándose camisetas reivindicativas para intentar mitigar el enfado de los ahorradores indignados, la diputada popular Matilde Pastora Asian no dudó en afirmar que el arbitraje es un “instrumento ágil y eficaz” para que los ciudadanos engañados recuperen íntegramente su dinero y que no hace falta modificar la legislación que impone quitas sin distinción a todos los propietarios de este producto de alto riesgo.

Asian defendió desde la tribuna el no de su partido a que se debata una reforma legal que garantice que los miles de clientes que compraron acciones preferentes o subordinadas sin la información adecuada recuperen hasta el último euro. “No confundamos al personal”, exhortó, rotunda, la parlamentaria del PP al resto de los grupos políticos que sí abogan por cambiar la norma. “Los preferentistas ya tienen la ley a su favor”. La representante popular presumió de que en Galicia, desde julio de 2012, en que la Xunta empezó a promover los arbitrajes entre NCG y sus clientes engañados, se han resuelto “más de 16.000 arbitrajes exitosos”.

Con este diagnóstico optimista el PP bloqueó en el Congreso la propuesta del BNG que sí obtuvo el respaldo de PNV, UPyD, CiU, Izquierda Plural y PSOE. La nacionalista Olaia Fernández Davila denunció que la “estafa masiva” de preferentes y subordinadas mantiene “secuestrados” los ahorros de toda la vida de jubilados, prejubilados, parados y trabajadores “que no vivieron por encima de sus posibilidades”. Davila defendió la reforma de la ley que esblece las quitas a los propietarios de estos productos financieros porque “es injusto igualar a ahorradores estafados con inversores”.

La sesión en el Congreso incluyó un rifirrafe entre el BNG y UPyD. La formación de Rosa Díez, en boca de la diputada Irene Lozano, reprochó a los nacionalistas gallegos que ahora critiquen la comercialización de preferentes cuando en su día formaron parte de los consejos de administración de las cajas. Lozano aseguró, escudándose en datos leídos en un periódico, que el Bloque tenía cinco vocales en Caixanova y seis en Caixa Galicia, una representación que Davila rebajó a un solo consejero. “Estar en un consejo de administración no te hace responsable”, añadió la parlamentaria del BNG, quien aseguró que en aquellas reuniones de la cúpula de las cajas su partido solía criticar la falta de información con la que se gestionaban.

 

Aborto, “fracaso social”

JOSÉ PRECEDO

Tanto Feijóo como el PP gallego  tratan de mantener distancia con la polémica reforma de la ley del aborto que plantea el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y que ha generado cierta división en la formación conservadora. Ayer durante el debate de una moción del PSdeG sobre las medidas que debe adoptar la Xunta ante los cambios legales previstos por el Gobierno central, fue la diputada Julia Rodríguez la que pidió esperar a conocer el texto pero recordó que era una promesa electoral de su partido.

La moción del PSOE pedía esperar a que el Tribunal Constitucional se pronunciase sobre la última reforma de la ley aprobada por el Gobierno de Zapatero en 2010. Los populares votaron en contra. Según su diputada, “algo se está haciendo mal cuando los abortos han aumentado” a raíz del último cambio legal, algo que la propia conselleira de Sanidade de la Xunta, Rocío Mosquera, atribuyó a un nuevo sistema de cuantificación. Rodríguez defendió, no obstante, que cada vez que una mujer toma esa “terrible decisión” es un “fracaso personal y también social”.

Más información