Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exalcalde de Cesuras dimitió tras ser condenado por estafa

Dejó el cargo tras la sentencia de prisión en su faceta como empresario del ladrillo

Julian Lucas, del PP, sorprendió a todos, incluido su propio equipo de gobierno, al dimitir hace 20 días como alcalde de Cesuras cuando este pequeño municipio coruñés está en la recta final del proceso de fusión con Oza dos Ríos. Lucas afirmó estar cansado y recalcó su próxima jubilación en julio como funcionario de la Consellería de Industria. Pero en realidad fue su condena, en su faceta de empresario del ladrillo, lo que obligó a dejar su cargo y renunciar a recoger los aplausos y agradecimientos de la cúpula de su partido, desde Alberto Núñez Feijóo al presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, por prestarse a la primera fusión municipal en Galicia.

El veterano exregidor de Cesuras ocultó durante diez meses a la opinión pública y a sus vecinos, entre los que crece la oposición a su unión con Oza, la sentencia de un juzgado que lo condena a un año de prisión por estafa e inhabilitación para el sufragio pasivo. Lucas, administrador hasta el pasado mes de enero de una inmobiliaria Progasa 2000 que construyó un muy polémico y reiteradamente denunciado edificio en el centro de Pontedeume, fue condenado junto a su socio por estafar a un joven en la venta de un piso por no entregarle el garaje incluido en el contrato de compraventa, según informó Efe.

La sentencia, que fue recurrida por el exalcalde ante la Audiencia provincial de A Coruña, considera probado que Lucas y su socio actuaron “con ánimo de ilícito enriquecimiento”. En la víspera de de su renuncia en la Alcaldía de Cesuras, el regidor, a preguntas de los ediles nacionalistas, defendió ante el pleno municipal la legalidad de sus actividades inmobiliarias.