Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mayores de 35 años podrán optar al Plan de Vivienda Joven

Madrid elimina el requisito de la edad para acceder a su parque de alquiler con opción a compra

Hay 1.839 disponibles

Viviendas del Plan Joven en la calle de Liverpool en Alcorcón. Ampliar foto
Viviendas del Plan Joven en la calle de Liverpool en Alcorcón.

La Comunidad de Madrid quiere dar salida al stock de casi 2.000 viviendas protegidas en régimen de alquiler con opción a compra del Plan Joven que tiene disponibles. En la actualidad solo pueden optar a ellas los menores de 35 años con unos ingresos inferiores a 5,5 veces el indicador de renta IPREM, el índice de referencia nacional para la asignación de ayudas y subsidios en función de los ingresos. Los candidatos tampoco pueden tener propiedades en la región ni ser los titulares de viviendas protegidas en cualquier rincón de España.

Para dar salida a los pisos del Plan Joven, el Gobierno de Ignacio González planea modificar el Reglamento de Viviendas con Protección Pública, lo que permitirá que los interesados que superen la franja de edad referida puedan ejercer el derecho de compra ya en el primer año de arrendamiento, sin tener que esperar al quinto, sexto o séptimo año como ocurre en este momento. Suprimida la barrera de la edad, el resto de requisitos se mantendrían.

El Plan Joven nació en 2005 para facilitar el acceso a una primera vivienda a precios asequibles. Con unos alquileres que oscilan entre los 370 y los 520 euros al mes (en función del municipio y la superficie), los inquilinos pueden optar a adquirir la vivienda en propiedad descontándose el 50% del precio de renta ya pagado en el momento de la compra. Desde entonces la Comunidad ha entregado 13.506 viviendas de este plan en 41 municipios de la región. Otras 4.178 están en construcción.

Al revés que ahora, se podrán

adquirir en el primer año

de arrendamiento

Sin embargo, 1.839 interesados menores de 35 años han renunciado a tantas viviendas alegando causas económicas (desde la inestabilidad laboral a estar desempleados) o por encontrarse en otra autonomía o en el extranjero, donde en algunos casos han emigrado en busca de trabajo. El resultado es que esos pisos que les adjudicaban, casi todas de promotores privados, quedaron libres y se reparten por 26 municipios: Alcalá de Henares, Alcorcón, Aranjuez, Arganda del Rey, Arroyomolinos, Brea de Tajo, Campo Real, Collado Villalba, Colmenar Viejo, Getafe, Loeches, Madrid, Majadahonda, Meco, Móstoles, Navalcarnero, Paracuellos de Jarama, Parla, Robledillo de la Jara, Sevilla la Nueva, Torrejón de Ardoz, Tres Cantos, Villalbilla, Villanueva de la Cañada, Villarejo de Salvanés y Villaviciosa de Odón.

González es partidario de abrir este abanico de casas a más segmentos de la sociedad, tras razonar que los precios del mercado, pese a haber descendido de forma notable desde el estallido de la crisis en 2008, no son un problema exclusivo de los más jóvenes, sino que afecta a todos los grupos de edad.

La superficie máxima de estas casas aumentará de los 70 a 80 metros

Con todo, la vivienda usada en la región se ha depreciado un 52,8% en los últimos cinco años. De acuerdo con los datos del primer trimestre de 2013, las mayores caídas en tasa interanual se registraron en Canarias (13,6%), Cataluña (10,4%), Castilla-La Mancha (10,3%) y Madrid (10,2%).

Precisamente para evitar que fuera a más el número de viviendas sin inquilinos, el Portal de Vivienda empezó en febrero de 2012 a publicar las que estaban disponibles, indicando el número de dormitorios, altura y precio y si disponían de garaje y trastero. Desde entonces 2.000 se han adjudicado a jóvenes que habían concursado en los sorteos.

Otra de las novedades que impulsa el Ejecutivo madrileño es la posibilidad de cambiar el régimen de uso de las viviendas, que podrán cambiar entre venta, arrendamiento o arrendamiento con opción a compra según las necesidades de cada caso concreto. La Comunidad considera que esta medida permitiría adaptar la oferta a la demanda de cada momento, evitando que se quedaran viviendas vacías al no adaptarse a las necesidades de los interesados. De esta forma, los promotores que tengan viviendas protegidas en alquiler con opción a compra podrán cambiar el régimen al de alquiler social, con rentas algo más reducidas, si dicha opción se adapta mejor a las características de los posibles inquilinos.

La modificación del reglamento de vivienda protegida no termina aquí. También incluye ampliar la superficie máxima de este tipo de residencias, que pasarían de 70 a 80 metros cuadrados construidos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram