Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
pugna política

Bilbao acusa a Bildu de que “Gipuzkoa se puede quedar sin papel higiénico”

El diputado general de Bizkaia se convierte en el principal ariete contra la gestión 'abertzale'

José Luis Bilbao saluda a Itxaso Atutxa, presidenta del BBB.
José Luis Bilbao saluda a Itxaso Atutxa, presidenta del BBB.

El verbo ácido de José Luis Bilbao, diputado general de Bizkaia, ha vuelto a ser requerido por su partido, el PNV, para prolongar la guerra abierta con la órbita abertzale, y que se ha acentuado en las últimas semanas sobre todo a raíz de cuestionar Bildu el acuerdo interinstitucional del lehendakari, Iñigo Urkullu, con las tres Diputaciones y Eudel.

Bilbao ha jugado voluntariamente este papel de ariete, en el que se encuentra cómodo. Lo ha hecho, además, con una especial profusión sobre todo durante la anterior legislatura. Sus descalificantes críticas hacia la gestión de Patxi López todavía son una herida abierta en el ánimo socialista. Ahora, ha retomado este papel para hostigar a la izquierda abertzale, con la que siempre ha mantenido una abierta distancia y una actitud beligerante, especialmente por su posición comprensiva hacia el terrorismo.

En este contexto de enfrentamiento se enmarcan las dos intencionadas frases que en los sucesivos fines de semana ha dedicado a Bildu. Si ya el pasado sábado requirió de la coalición soberanista que enviara al "comandante Permach" a la próxima reunión que mantuviera la Diputación de Gipuzkoa con el restos de entes forales a instancias del lehendakari, ahora ha advertido de que este territorio "se puede quedar sin papel higiénico" en el supuesto de que Bildu mantenga el modelo de Venezuela que ha preconizado con su reconocimiento del chavismo y el apoyo al nuevo presidente de este país, Nicolás Maduro. Bilbao ha aludido a la compra de 50 millones de rollos de papel higiénico que el Gobierno venezolano ha tenido que comprar debido a la escasez en el mercado interno.

Bilbao afeó entonces a Bildu que hubiera desautorizado públicamente al diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano, ya que horas después de que éste asumiera el acuerdo con el resto de participantes en la mesa convocada por Urkullu, la coalición abertzale se desmarcó

Bajo estos precedentes, acompañado en la localidad vizcaína de Gernika por la presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, y como ha ocurriera hace una semana en Basauri, el diputado general vizcaíno ha incidido en las "contradicciones" de la izquierda abertzale. En esta ocasión ha dicho: "Yo sigo sin saber cuál es su modelo. ¿Es el de la basura colgada de las ventanas? En Bizkaia la basura se gestiona y no es un problema".

La intencionalidad política de la carga descalificadora de Bilbao no pasada desapercibida hasta el punto de provocar la inmediata reacción de la parte aludida, como ahora ha ocurrido con Sortu. En la legislatura pasada ya se registró idéntica situación en numerosas ocasiones porque mantenía una posición de abierta crítica. De hecho, el diputado general llegó a augurar el relevo en la presidencia del Gobierno vasco, delante del propio López, durante la asamblea de la patronal vizcaína Cebek en mayo de 2012, meses antes por tanto de la convocatoria de las elecciones autonómicas, celebradas en octubre.

En este caso, Sortu, por medio de un comunicado, ha pedido al diputado general de Bizkaia que deje de preocuparse por lo que se hace en Gipuzkoa y mire el resultado de sus políticas en Bizkaia "con más de 100.000 parados y una economía en clara recesión". Para replicar a Bilbao, el principal partido de la izquierda abertzale ha denunciado que "el modelo del PNV noi solo es capaz de hacer frente a la crisis, sino que es el propio modelo neoliberal que sigue el PNV el que ha provocado la crisis y la sigue alimentando día a día".

A su vez, Sortu recuerda que "el modelo del PNV es el de Bidegi y Etorlur, el que gobierna para los intereses de las grandes constructoras". Así, recuerda que "la deuda de 900 millnes de Bidei, 300 están sin justificar según el Tribunal de Cuentas del País Vasco y en Etorlur los jeltzales han provocado una deuda de más de 20 millones que han dejado a este ente foral al borde de la bancarrota", añaden.

Bilbao, en cambio, ha destacado que frente al modelo de Bildu en Gipuzkoa, "la apuesta del PNV y del PNV es poner en marcha inversiones e infraestructuras que regeneran la actividad económica y el empleo".