Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amaiur ve “desproporcionada” la actuación de la Ertzaintza en Ondarroa

La coalición exige la "despenalización" de las protestas sociales en una moción presentada en el Congreso

Amaiur se ha sumado a la línea política de denuncia que la izquierda abertzale viene manteniendo desde la Cámara vasca contra la actuación de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Bermeo cuando procedió a la detención de Urtza Alkorta, condenada por colaboración con ETA. Así, en una rueda de prensa ofrecida en San Sebastián la ha calificado de "desproporcionada" y ha pedido el reconocimiento de la desobediencia civil "pacífica y no violenta" como "conducta legítima".

Esta reclamación la han incluido en la moción que ha presentado la coalición soberanista en el Congreso de los Diputados, que se votará la próxima semana, en la que también exige la "despenalización" de las conductas de protesta y contestación social, en una moción presentada en el Congreso de los Diputados.

Los diputados de Amaiur, Xabier Mikel Errekondo y Onintza Enbeitia, han advertido que, "cuando la corrupción es el hábitat natural de las casas reales, partidos en el gobierno y banqueros defraudadores, la desobediencia civil es un deber".

En esta moción, por un lado, han pedido la adopción de una política preventiva de carácter económico y social, y por otro, que el tratamiento a dar a los conflictos sociales derivados de la actual crisis se asiente en fundamentos de "diálogo, negociación y acuerdo".

En este sentido, Enbeitia ha apuntado que les parece "legítimo" y un deber salir a la calle "con la que está cayendo". "Lo que no puede ser es que la gente no tenga derecho ni a indignarse", ha denunciado.

Desde Amaiur han señalado que su intención final es que la legislación vigente "acepte las protestas pacíficas", por lo que piden una intervención policial "no violenta". Enbeitia ha apuntado que el último ejemplo de "esta violencia" se pudo ver en Ondarroa, ya que consideran que "la única prueba que tenían en contra de Urtza Alkorta era una autoinculpación firmada bajo torturas".

Además, la diputada de Amaiur ha apuntado que la intervención de la Ertzaintza fue "desproporcionada", ya que, entraron en el puente en donde la gente estaba sentada "pacíficamente", con "golpes y patadas".