Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Festival hormonal

Los 40 Principales reúnen en Vistalegre a los ídolos musicales adolescentes del momento

Conor Maynard y Auryn se llevan la mayor ovación

Malú y Efecto Pasillo, de los pocos que optan por actuar en directo

Efecto Pasillo, en el Primavera Pop. Ampliar foto
Efecto Pasillo, en el Primavera Pop.

La palabra adolescente lo dice todo: define esa edad en la que se adolece de casi todo. Se ha vivido poco, se ha ido a pocos conciertos, se ha escuchado poca música, se han visto pocas películas, se han leídos pocos libros. Todo esto también se puede aplicar a edades más avanzadas, pero lo que nos ocupa es intentar entender por qué ayer la muchachada, mayormente femenina, disfrutaba tanto del Primavera Pop, ese festival que cada año, y desde hace ocho, organiza por estas fechas Los 40 Principales, líder entre ese sector de oyentes.

Cuesta entender, si no es apelando a la escasez de experiencias, que se llore ante artistas que poco tienen que aportar, y que encima hacen como que cantan y tocan mientras suena enlatada una canción que supuestamente ellos mismos grabaron antes. Es la edad bendita en la que todo entra por los ojos. Una buena puesta en escena, con profusión de bailarines muy guapos todos, pletóricos de facultades físicas que les hacen hacer las mil y una acrobacias en dinámicas coreografías, y un chico mono cantando bastan para que torbellino hormonal se manifieste en lágrimas.

En el pop, esto se repite desde hace lustros. Ayer, en Vistalegre, los artistas eran los que suenan ahora en Los 40, pero podían ser los de hace dos, cinco o 15 años. A un ritmo trepidante y muy dinámico, y entre las arengas de ese animador incombustible que es Tony Aguilar, uno de los locutores estrellas de la cadena, se sucedía —a uno por canción— artistas que utilizaban el play back total —Pignoise, Carl Prit, David Pop, Xriz— o el play back solo para la música —Angy, Rasel y Jadel, Ola, Crítika y Saik, Soraya—, y los que apostaron por el directo. Entre estos valientes, Malú y su pianista, los hermanos mexicanos Jesse & Joy, los canarios Efecto Pasillo y, casi, una de las estrellas internacionales del momento, Conor Maynard, que alternó las tres posibilidades pero cuya actuación fue la más gritada e interrumpida por las adolescentes.

La aparición en vídeo de esas estrellas internacionales que se hacen llamar One Direction, que han superado al mismísimo Justin Bieber, fue un momento muy alto del festival hormonal de anoche. Lo que sí ha cambiado el fenómeno de fans en los últimos años son las redes sociales. Anoche se apelaba a que la gente fuera expresando en Twitter y Facebook sus emociones y sensaciones. Y resultaba chocante que muchos de los méritos resaltados por el presentador fueran el número de visitas en Youtube. Antes se hablaba de ventas de discos, en oro y platino.

La actuación física última fue la de Auryn, el último fenómeno fans de España. Junto con Conor Maynard, fueron los únicos que pudieron cantar tres canciones.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram