Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muerte agónica de un edificio

El Palacio de la Duquesa de Sueca, construído en el siglo XVIII ha languidecido durante años, abandonado casi por completo, hasta su actual estado de total ruina. El Ayuntamiento de Madrid se ve ahora obligado a tirarlo abajo urgentemente antes de que se derrumbe.

  • El Palacio de la duquesa de Sueca, construido en el siglo VIII, está situado en el número 2 de la plaza del Duque de Alba, entre La Latina y Tirso de Molina, en el centro de la capital. En sus orígenes sirvió de escuela para los hijos de los criados del rey Carlos III. En 1791, el arquitecto Antonio de Abajo lo convirtió en una residencia para la duquesa de Sueca, esposa del primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy. En 1837 se convirtió el Colegio de Humanidades de Francisco Serra, y a finales del siglo XIX se transformó en un cuartel de la Guardia Civil. Luego llegaron las viviendas. En la imagen, el interior de una estancia que acumula escombros debido al abandono.
    1El Palacio de la duquesa de Sueca, construido en el siglo VIII, está situado en el número 2 de la plaza del Duque de Alba, entre La Latina y Tirso de Molina, en el centro de la capital. En sus orígenes sirvió de escuela para los hijos de los criados del rey Carlos III. En 1791, el arquitecto Antonio de Abajo lo convirtió en una residencia para la duquesa de Sueca, esposa del primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy. En 1837 se convirtió el Colegio de Humanidades de Francisco Serra, y a finales del siglo XIX se transformó en un cuartel de la Guardia Civil. Luego llegaron las viviendas. En la imagen, el interior de una estancia que acumula escombros debido al abandono.
  • El inmueble mide 7.200 metros cuadrados y cuenta con la máxima protección histórico-artística. Fue expropiado en 1998 por el entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano (PP), para convertirlo en sede de Asuntos Sociales. Gallardón aparcó ese plan tras ganar las elecciones, en 2003, y encargó al arquitecto Álvaro de Siza que lo convirtiera en 205 viviendas de alquiler para jóvenes. En la planta baja se ubicaría una escuela infantil o de música, o una biblioteca.
    2El inmueble mide 7.200 metros cuadrados y cuenta con la máxima protección histórico-artística. Fue expropiado en 1998 por el entonces alcalde, José María Álvarez del Manzano (PP), para convertirlo en sede de Asuntos Sociales. Gallardón aparcó ese plan tras ganar las elecciones, en 2003, y encargó al arquitecto Álvaro de Siza que lo convirtiera en 205 viviendas de alquiler para jóvenes. En la planta baja se ubicaría una escuela infantil o de música, o una biblioteca.
  • Durante años, el edificio solo ha tenido una inquilina. Doña Carmen ha pasado 30 años sin luz en su casa. Nació hace más de 80 años en el antiguo palacio. Su padre era muy amigo de Carlos Rúspoli, duque de Sueca, y de su mujer, Pilar Navacerrada. Según contaba, su padre trabajaba en un taller de coches y no le cobraba nada al duque. Se llevaban muy bien, y Rúspoli le regaló un piso en agradecimiento. Él no quiso aceptarlo y sólo lo tomó prestado.
    3Durante años, el edificio solo ha tenido una inquilina. Doña Carmen ha pasado 30 años sin luz en su casa. Nació hace más de 80 años en el antiguo palacio. Su padre era muy amigo de Carlos Rúspoli, duque de Sueca, y de su mujer, Pilar Navacerrada. Según contaba, su padre trabajaba en un taller de coches y no le cobraba nada al duque. Se llevaban muy bien, y Rúspoli le regaló un piso en agradecimiento. Él no quiso aceptarlo y sólo lo tomó prestado.
  • El alto grado de protección obligó a rebajar los planes a 60 viviendas. El uso del suelo, dotacional, llevó a Gallardón a retorcer el lenguaje y convertir pisos en “alojamientos municipales”. En 2007, aún no había ni proyecto.
    4El alto grado de protección obligó a rebajar los planes a 60 viviendas. El uso del suelo, dotacional, llevó a Gallardón a retorcer el lenguaje y convertir pisos en “alojamientos municipales”. En 2007, aún no había ni proyecto.
  • La Justicia dio la razón a la constructora a la que se le había expropiado el edificio, y dictó que se le devolviera, puesto que la justificación alegada por el Ayuntamiento fue usarlo para dotaciones y, en realidad, allí lo que se iba a hacer era viviendas.
    5La Justicia dio la razón a la constructora a la que se le había expropiado el edificio, y dictó que se le devolviera, puesto que la justificación alegada por el Ayuntamiento fue usarlo para dotaciones y, en realidad, allí lo que se iba a hacer era viviendas.
  • Finalmente, después de una década abandonado a su suerte, el Ayuntamiento lo derribará urgentemente antes de que se desplome debido al abandono. Y todo ello con un riesgo inmediato para vecinos, viandantes y niños.
    6Finalmente, después de una década abandonado a su suerte, el Ayuntamiento lo derribará urgentemente antes de que se desplome debido al abandono. Y todo ello con un riesgo inmediato para vecinos, viandantes y niños.