Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos delegados obligados a dimitir en Marbella obtienen otro cargo

El Ayuntamiento los contrata como directores generales tras una oferta público exprés

El Ayuntamiento de Marbella que preside Ángeles Muñoz (PP) ha contratado como directores generales mediante un concurso público exprés a los dos miembros de la Junta de Gobierno Local que han tenido que dimitir para cumplir la sentencia del Tribunal Constitucional que determina que sólo pueden pertenecer a este órgano los concejales electos. Otros Ayuntamientos que se ha visto afectados, como los de Málaga o Sevilla, han buscado un puesto para los delegados dimisionarios como cargos de libre designación, pero lo sorprendente de Marbella es que se haya optado por el concurso público, lo que permite que consoliden su plaza como directores generales (ambos eran empleados municipales). La oposición ha cuestionado los métodos del gobierno municipal, pues sostiene que se trata de un concurso diseñado ex profeso para que estas dos personas.

Hasta ahora, Federico Vallés era delegado responsable político del área de Deportes municipal de Marbella; y Baldomero León de la de Participación Ciudadana, Innovación y Desarrollo Tecnológico. Desde el martes día 14, ambos son directores generales de las mismas áreas. El concurso público para cubrir las dos plazas se convocó en la página web municipal y el tablón de anuncios del Ayuntamiento cinco días antes, el jueves 9, con dos días festivos de por medio. Según el equipo de Gobierno es suficiente, y se ha cumplido la ley porque “ha habido tres días hábiles para presentar las solicitudes”. Además explica que “es la Ley de Bases de Régimen Local la que establece que pueden ser directores generales los funcionarios o profesionales de cualificada experiencia”.

La oposición ha pedido la anulación del concurso. El viceportavoz del PSOE, Ricardo López, denuncia que ya es muy elevada “la lista de favorecidos” contratados por el Gobierno de Ángeles Muñoz por el mismo procedimiento. “Primero se conocen los nombres y después se diseña el perfil del contrato”.

IU sostiene que el concurso está “plagado de irregularidades” y que “todo induce a pensar en la posibilidad de que ambas plazas estuvieran creadas a medida”. El portavoz de la formación, Enrique Monterroso, sostiene que “no se ha permitido la concurrencia” al habilitar un período tan breve, y que se ha “limitado la publicidad del concurso”, pues la convocatoria se publicó en un tablón de anuncios de la primera planta del Ayuntamiento, en un lugar “recóndito” e “inaccesible” para los interesados.

Los dos delegados obligados a dimitir en Marbella obtienen otro cargo

En Málaga, el alcalde, Francisco de la Torre, ha tomado medidas para facilitar la nueva situación de dos de los tres delegados no electos que han sido reconvertidos ahora en coordinadores de área como cargos de confianza: Diego Maldonado, exdelegado de Urbanismo y portavoz del PP, y Esther Molina, exdelegada de Comercio.