Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Málaga presiona para elegir candidato a la Junta “cuanto antes”

De la Torre reabre el debate sobre el liderazgo en la dirección regional

El regidor no descarta a Zoido, aunque asegura que "también pueden ser otros"

Francisco De la Torre y Juan Ignacio Zoido, en un acto del PP en Sevilla. Ampliar foto
Francisco De la Torre y Juan Ignacio Zoido, en un acto del PP en Sevilla.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, suele ser un verso suelto en el PP y no tiene reparos nunca en pronunciar sus consideraciones propias cuando son distintas a la oficialidad del partido, algo que no es precisamente infrecuente. Este lunes ha vuelto a hacerlo sobre una materia tan delicada como el liderazgo de la formación en Andalucía y ha azuzado de nuevo el debate sobre el momento de decidir el futuro candidato a la presidencia de la Junta, una cuestión que el presidente regional, Juan Ignacio Zoido, el secretario general, José Luis Sanz, y los ocho presidentes provinciales pactaron en enero dejar aparcada para impedir que carcomiera el buen orden interno.

Desmarcándose de esta línea, el alcalde de Málaga ha apostado por que el PP de Andalucía designe “cuanto antes” al que será su candidato a la presidencia de Junta dentro de tres años, para que sea ya el referente de la formación, una vez que Zoido insiste en no serlo porque prefiere la alcaldía de Sevilla. “No quiere decir que tenga que ser mañana, pero no es un tema que se deba dilatar”, ha dicho en una entrevista en Canal Sur TV, en la que ha dado a entender además que su postura no es aislada y que, en el fondo, aunque se haya aparcado, muchos dirigentes del PP andaluz piensan que sería bueno tener un candidato cuanto antes. “Creo que en su fuero interno todo el mundo lo ve igual”, apostilla.

Las provincias y Zoido pactaron un compás de espera hasta verano

De la Torre ha aprovechado además para exponer sus reticencias hacia la posible candidatura de Zoido, y, aunque no lo descarta —“tiene cualidades para ello”— ha afirmado que el candidato debe tener “una identificación con lo regional”. “Que yo sepa que los temas de Málaga van a ser defendidos con tanta pasión e interés como los de Sevilla”. Además, dijo que debe cumplir condiciones como “estar convencido, con ilusión y con ganas”.

Estos recelos de De la Torre no son nuevos; ya discrepó enérgicamente de Zoido cuando éste propuso el estatuto de capitalidad para Sevilla, o cuando reclamó la línea 2 del metro con la misma prioridad que la de Málaga. Para colmo, Zoido fue el elegido de Javier Arenas tras las municipales de 2011 para presidir la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), después de que De la Torre se hubiera postulado públicamente para el puesto.

Pese a esta componente personal, los recelos a Zoido por poner por encima de todo su condición de alcalde de Sevilla son generalizados en Andalucía oriental. Las organizaciones provinciales de Málaga y Almería fueron las primeras en pedir la nominación adelantada del candidato a la presidencia de la Junta cuando Zoido insistió en permanecer como alcalde de Sevilla y pidió en diciembre a la dirección nacional que le liberara ya del liderazgo regional, que asumió en julio con la condición de que fuera transitorio.

Aunque se haya aparcado la cuestión por interés estratégico, es muy extendida la opinión interna de que, ya que Zoido no va a ser candidato, sería conveniente el cambio de liderazgo porque tampoco dispone de tiempo suficiente para ocuparse de la oposición a Griñán, por la exigencia que supone ser alcalde de Sevilla y porque él mismo no tiene interés.

Sanz, Rojas y Nieto son, por el momento, los nombres más señalados

Zoido se ha comprometido a despejar la incógnita sobre el candidato no más allá del verano, y entre tanto dentro del PP resulta inevitable un cierto clima de provisionalidad, en el que quienes tienen la ambición de suceder a Javier Arenas como cartel electoral intentan postularse con más o menos discreción.

De la Torre ha evitado pronunciarse sobre nombres, ha aludido a que hay varios posibles, pero sí dio pistas evidentes sobre sus preferencias. “Si no se transmite con claridad ese mensaje regional, es muy difícil que los electores del resto de Andalucía te vean como un candidato válido, tienes que tener muy claro, en tu interior y de cara a los ciudadanos, que el interés regional y de cada una de las ciudades debe ser igual y equiparable al interés por tu ciudad”.

El perfil descrito parece apuntar a cargos muy concretos como la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, exalcaldesa de una ciudad del litoral oriental, Roquetas.

El secretario general del partido en la comunidad y brazo derecho de Zoido, José Luis Sanz, el portavoz en el Parlamento andaluz y exalcalde de Motril, Carlos Rojas; o el regidor de Córdoba, José Antonio Nieto, son por el momento los nombres más señalados.