Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA BBVA

La Real vuelve a jugar con presión

Los donostiarras reciben con un punto menos que el Valencia a un necesitado Granada

Después de la derrota en Getafe y de la victoria contundente del Valencia en Vallecas, la Real Sociedad vuelve a jugar con presión. Lo hará ante un Granada que acude a Anoeta muy necesitado y mirando hacia abajo, de donde quiere salir. Para los locales, la victoria se antoja necesaria después de haber salido momentáneamente de los puestos de Champions.

En la vuelta a casa, la Real quiere evitar la sorpresa que siempre rodea la visita de un rival teóricamente más débil, pero urgido por el apremio de acumular puntos allá por donde paso. Este es el Granada de Lucas Alcaraz, que ahora se ve libre de los puestos de descenso, pero consciente de que no hay nmargen para el error en esa zona del vértigo.

Para la Real, la jornada no ha sido buena. De entrada pesa en exceso la derrota en Getafe porque le ha permitido al Valencia acortar de tal manera la diferencia que ahora ya está un punto por encima, pero también porque dispone de un partido más. No obstante es la evidencia de que no hay tiempo para concesiones y solo vale la victoria que despejaría cualquier sospecha de duda en este tramo final.

Pero, además, una victoria, le pondría en la mano la quinta plaza que da derecho a un puesto en la Euiropa League, aunque en estos momentos de euforia en el entorno de Zubieta, la palabra mágica es Champiosn. Para conseguirlo, Montanier es muy posible que cuente con Xabi Prieto, mientras Asier Illarramendi será baja.

La Liga Europa, una meta enorme para un equipo como el guipuzcoano, sobre todo si accede directamente a la fase de grupos, se da por conseguida y es que la ambición en San Sebastián es tan grande, que todo lo que no sea Champions puede terminar en decepción tras la gran temporada de los blanquiazules.

Preocupa la ausencia de Illarramendi, jugador clave desde el medio campo, una baja que presumiblemente cubrirá David Zurutuza o incluso el joven Rubén Pardo, adorado por Anoeta pero al que la Liga se le está haciendo larga. Los realistas contarán para la ocasión con su poderosa tripleta atacante, Vela, Griezmann y Agirretxe, y Montanier guarda en la recámara al uruguayo Chory Castro, que en San Sebastián ha dado un rendimiento muy interesante esta temporada.

Los granadinos visitan Anoeta con la moral a tope, después de dos victorias consecutivas que le han situado con 35 puntos, actualmente con tres de ventaja sobre el descenso, y con la intención de puntuar para dar otro paso hacia la permanencia en un choque que afronta en su mejor momento de la temporada. Los andaluces han sumado siete puntos en los tres últimos partidos, tras ganar de forma consecutiva al Espanyol (0-1) y al Málaga (1-0) en las dos jornadas anteriores, lo que les ha servido para alejarse del descenso.

Más información