Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Que la virgen del Rosario interceda por los parados”

Carlos Negreira pide ayuda a la patrona de A Coruña para solucionar el futuro de la Fábrica de Armas

El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, pidió ayer a la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario, que “interceda por los que peor lo están pasando” como “los desempleados, los marginados y los enfermos”. Esa imploración a la patrona incluyó la petición de auxilio en un problema concreto: la decisión de la empresa General Dynamics de cerrar la factoría de la ciudad y amenazar con el desempleo de sus 172 trabajadores. Negreira pidió a la virgen del Rosario que “acompañe con su aliento” en la “difícil misión” de dar viabilidad a la Fábrica de Armas de Santa Bárbara, informa Europa Press. Así lo destacó el regidor coruñés durante la ofrenda a la patrona de A Coruña, que se hizo por primera vez hace 424 años, en la ceremonia de la Función del Voto, celebrada en la Praza de María Pita —A Coruña venera desde 1589 a la Virgen del Rosario a la que invocaron auxilio en esta fecha para liberar a la ciudad del asedio que padecía por parte de las tropas inglesas—.

Tras apuntar que “no es tiempo ya de corsarios ni de mariscales”, el alcalde herculino pidió ayuda a la Virgen “en otras batallas” como “la crisis económica, la de valores, el paro, las injusticias” y para “los que hoy sufren idéntica desesperación a la que empujó a aquellos temerosos coruñeses que reclamaron tu favor”.

Futuro en Santa Bárbara

“Al igual que María Pita nunca dudó de que el abanderado inglés no llegaría a lo alto de la muralla, nosotros defendemos que hay futuro para nuestra Fábrica de Armas”, destacó Negreira que se felicitó por la decisión de la multinacional de ampliar el plazo y posponer los despidos hasta el verano para tratar de buscar una solución al conflicto. “Al fin, hace apenas unas horas quienes tienen en su mano dar a estos trabajadores una oportunidad han atendido a razones y han abierto la puerta de la esperanza, a la que llevábamos meses llamando”.

La plantilla de Santa Bárbara invocó —el sábado tras conocer el anuncio de la dirección de la empresa— al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para que se involucre en la solución del conflicto como hicieron otros jefes del Ejecutivo gallego (citaron al socialista Emilio Pérez Touriño y también al popular Manuel Fraga).