Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLITICA

Jáuregui: “Solo un gran pacto lograría efectos balsámicos en España y la UE”

El dirigente del PSOE reflexiona sobre el desprestigio de la política y defiende un pacto de Estado

Reta a quienes defienden otras referencias para la izquierda: "¿Cuál es el modelo, el chavismo?"

Ramón Jáuregui, acompañado por el miembro de la ejecutiva del PSE-EE Rodolfo Ares.
Ramón Jáuregui, acompañado por el miembro de la ejecutiva del PSE-EE Rodolfo Ares. EFE

El diputado del PSOE Ramón Jáuregui ha subrayado que España necesita inmediatamente una "inyección de liquidez de 30.000 millones" y "un gran pacto" para hacer frente al "momento más difícil de su historia democrática". Asimismo, ha abogado por una revisión del modelo autonómico "de impulso federalista" y que el Senado sea "sustituido por una cámara de representación territorial, no de partidos". En una charla con motivo de los debates preparatorios de la Conferencia Política que celebrará la formación en octubre a la que han asistido cargos del PSE-EE, y en la que ha sido presentado por el secretario de Organización, Rodolfo Ares, Jáuregui ha considerado que la solución al problema catalán es el "diálogo" y no "una consulta unilateral, en una coyuntura tramposa de crisis", que fractura España.

Durante su intervención, el dirigente socialista ha recordado que su formación viene de una "derrota electoral importante como nunca tuvimos" y ha confiando en "concretar las soluciones adecuadas en esta España en crisis". "No hay nadie como nosotros para hacerlo. Sólo el PSOE puede hacerlo", ha indicado, para añadir que "la fragmentación política en España es fatal" y tampoco existe una alternativa de izquierdas mejor. "Cuál es el modelo de referencia que propone esa otra izquierda, ¿el chavismo?", ha preguntado. Asimismo, ha apostado por cambiar los partidos políticos, modificar el sistema electoral y revisar el sistema parlamentario debido a que "tenemos Parlamentos del siglo XIX. En este contexto, ha remarcado que el denominado 'caso Bárcenas' hace daño no sólo al PP sino al resto de formaciones políticas.

Hacer frente al "austericidio"

"Es la defensa del sistema democrático lo que nos guía. A veces me asusta el planteamiento alternativo a la democracia que se da en algunos movimientos sociales. No hay alternativa a la democracia representativa, no hay una democracia directa o asamblearia mejor", ha advertido. A su juicio, la economía de España necesita una "inyección de liquidez de 30.000 millones inmediatamente" para dar estímulo y hacer frente al "austericidio", así como "grandes pactos". "Cuánto se tardará en reconocer que necesitamos una inyección de liquidez al sistema financiero y una inyección de estímulo a su economía", ha cuestionado. Además, ha anunciado que la próxima semana presentarán al Gobierno una alternativa en política social, de empleo, industrial y energética para lograr un "gran pacto".

"Sólo la imagen de un gran pacto lograría efectos balsámicos en España y en Europa", ha considerado, para lamentar después "la arrogancia" del Ejecutivo central y su "desprecio al pacto". Tras subrayar que se está ante el "momento más crítico" en la política española en los últimos 30 años, ha criticado también tanto los sentimientos recentralizadores como la "pretensión descarnada" que se da del separatismo en Cataluña. "Cuando hemos sido capaz de aglutinar todo el voto progresista de todo el mundo, desde nacionalistas a IU, hemos sido capaces de ganar a la derecha", ha manifestado, para añadir que es necesario hacer una oposición firme "pero constructiva", generar una alternativa económica a la "gestión de la derecha" y llevar a cabo una renovación ideológica "profunda". "Ha llegado el momento de ser el gran partido modernizador de una España a la que las costuras de su convivencia se le están desconsiendo.

La salida no es una consulta unilateral

El suelo sobre el que hemos construido gran parte de los últimos 35 años se está moviendo", ha advertido. Ha reconocido además estar "asustado" de que la ciudadanía piense que "la solución" se encuentre fuera de Europa, por lo que ha instado a "abanderar el espíritu del europeismo" y ha advertido de que fuera del euro, los ahorros de cada ciudadano habría que "dividirlos entre tres". Por lo que respecta a la situación que se vive en Cataluña ha considerado que "no cabe mirar hacia otro lado" y se debe llevar a cabo una "profunda agenda reformista para España". Por ello, ha insistido en una revisión del modelo autonómico "de impulso federalista" que implique establecer un sistema de reparto competencial diferente". "Vamos a un cambio en el modelo de financiación y de representación territorial. Propondremos que el Senado sea sustituido por una cámara de representación territorial, no de partidos.

La solución no es la recentralización porque eso rompe al país, pero tampoco el separatismo del nacionalismo catalán o vasco que rompe esas comunidades y fractura el país", ha considerado. Por último, y tras reconocer los problemas que se dan con Cataluña, ha abogado por abordarlos con diálogo ya que la salida no es "una consulta unilateral en una coyuntura tramposa de crisis para provocar la fractura del país".