Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gipuzkoa reclama ampliar la protección de Praileaitz a los 100 metros

Ikerne Badiola, diputada de Cultura, ha exigido que se amplíe el radio de protección de 65 a 100 metros.

Vista general de la cantera Sasiola, en Deba.
Vista general de la cantera Sasiola, en Deba.

La Diputación de Gipuzkoa ha pedido al Gobierno vasco que se amplíe el radio de protección de la cueva de Praileaitz de los 65 a los 100 metros. Con la modificación de la ley de costas emitida ayer por el Congreso de Diputados, la protección quedaría en tan solo 20 metros.

La diputada de Cultura, Ikerne Badiola, ha comentado hoy junto con el arqueólogo Xabier Peñalver, que “urge” que el Gobierno vasco tome medidas en esta cueva en la que los descubrimientos realizados en 10 años de excavaciones, han concluido que fue utilizada por el hombre del Neandertal hace 40.000 y 120.000 años.

Esta reclamación es una modificación de la que ya realizó la Diputación en Junio del pasado año. Aparte de ampliar el área de protección, la Diputación reclama que la ladera del rio Deba sea añadida a esa zona de máxima protección ya que constituye el paisaje cultural y natural de la cueva. Badiola también ha reclamado que la zona sea protegida por la Ley de Patrimonio.

Peñalver, por su parte, ha calificado de “kafkiana” la situación de la cueva. También ha indicado que los restos más antiguos han sido hallados en una galería atestada de sedimentos que no estaba protegida. En las zonas más profundas de esta área se han encontrado instrumentos de piedra de entre 40.000 y 120.000 años de antigüedad, cuando en las excavaciones de 2009 los restos más antiguos constaban de 12.000 o 17.500 años.

El arqueólogo ha señalado que durante esa época se deduce que la cueva fue utilizada por chamanes, debido a los colgantes y bastones de mando que han encontrado, aunque no se descarta que en épocas anteriores fuera usada por más gente. Según ha indicado Peñalver, las investigaciones se reanudarán en verano.