Sanidad confía en saldar en junio la deuda farmacéutica “de manera radical”

La consejería asegura que pagará con el plan de pago a proveedores Los farmacéuticos desconfían de las promesas y estudian movilizaciones

Las amenazas de huelga por parte de los farmacéuticos ante los impagos de la Consejería de Sanidad, son como la marea. Vienen y van según Sanidad sea más o menos convincente en su promesa de pagar. Anoche los farmacéuticos de Castellón, Valencia y Alicante se reunieron en tres asambleas simultáneas para decidir si van a la huelga una vez más. Finalmente, entrada la noche, los farmacéuticos decidieron dar un "voto de confianza" al conseller y posponer la huelga.

En Valencia los farmacéuticos organizaron el debate por temas. Los impagos, el decreto de prestación farmacéutica, que califican de inconstitucional y el programa Akasa, para repartir a domicilio determinados productos sanitarios como pañales o absorbentes, son algunos de los conflictos que mantienen tensas las relaciones con la consejería. En Castellón, la asamblea de farmacéuticos comenzó con voces contrarias a una nueva jornada de huelga al considerar que fue escaso el éxito de la última (por los altos servicios mínimos) y por el perjuicio a los ciudadanos. Unos pocos tenían previsto proponer como medida el pago íntegro de los medicamentos. En Alicante, en una larga ronda de intervenciones, se debatía sobre si confiar o no en la palabra del consejero de Sanidad Manuel Llombart, que aseguraba ayer que pagarían.

“Si pagamos, como va a ser, entonces no tiene por qué haber huelga porque no habrá motivos para ello porque estaremos cumpliendo las obligaciones pactadas y se acabará cualquier motivo”, aseguró. Las “obligaciones” a las que hacía referencia, supondrían saldar una deuda de 480 millones de euros que la Generalitat mantiene con los boticarios.

Los farmacéuticos de la Comunidad Valenciana ya realizaron una huelga indefinida en noviembre del año pasado que duró 23 días, justo el tiempo que el Consell tardó en abonar 144 millones de euros y ofrecer un calendario de pagos.

Llombart aseguró que está previsto que el Consell pague en mayo el mes de febrero de 2013 y que se abone a lo largo de este año la deuda de 2012 porque con el nuevo plan de pago a proveedores del Gobierno que la Generalitat espera recibir en junio, se solventará “de forma estructural y radical” la deuda de 2012 y de 2013.

“La situación financiera mejorará mucho en junio y creemos que no tendremos ningún problema financiero con los farmacéuticos y podremos hablar de otro tipo de actividades constructivas que nos ayudarán a tener una relación clara, diáfana y muy cercana con los colegios de farmacia”, argumentó.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50