De la Torre anuncia que la concesionaria del metro no reclamará por los retrasos

La Junta exige para hacer la obra bajo tierra una renuncia a posibles demandas

Francisco de la Torre durante un pleno municipal.
Francisco de la Torre durante un pleno municipal.Julián Rojas

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, cree que la Junta ya no tiene argumentos para defender la propuesta de cambiar el proyecto del metro y construir en superficie el último kilómetro y medio pendiente de adjudicación. El regidor anunció ayer un compromiso de FCC, constructora que tiene la mayoría del capital de la sociedad concesionaria, para no reclamar compensaciones económicas por los retrasos en la ejecución del proyecto, si a cambio obtiene una prórroga de la concesión.

De la Torre informó que obtuvo esta “buena disposición” de la compañía en una reunión con responsables de la misma que no citó el pasado martes en Madrid, y que el mismo día mandó un escrito a la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, para informarle de sus gestiones. Ese mismo día había convocada una reunión de la comisión mixta entre ambas administraciones sobre el metro que fue desconvocada a última hora.

El temor a tener que hacer frente a demandas de compensaciones económicas de la concesionaria es el argumento principal con el que la consejera sustentó el pasado martes 30 de abril la propuesta de construir en superficie el tramo común de las líneas 1 y 2 del metro entre el Guadalmedina y La Malagueta, a lo que se opone frontalmente el Gobierno municipal.

La construcción de este tramo fue rescatada por la Junta a la concesionaria, con el compromiso de tenerla entregada para comienzos de 2015. Pero la obra, aun sin licitar, no estaría en condiciones de entrar en servicio hasta 2020, cinco años después. En Sevilla, por un retraso que no llegó a los dos años, la concesionaria presentó una reclamación por 145 millones de euros.

La obra en superficie podría estar terminada en plazo, si se adjudica ya y comienza en noviembre, como ha propuesto la Junta, y supone además un coste mucho menor, 41,5 millones frente a los en torno a 200 millones de la construcción bajo tierra. Según la Junta, la diferencia se emplearía en construir la línea 3 entre La Malagueta y El Palo.

Con el compromiso de FCC ya no debe haber caso, según De la Torre. “No está todo resuelto, pero creo que estamos en la vía de la solución”, dijo, y emplazó a la Junta a dialogar para plasmar un acuerdo por escrito.

El delegado de la consejería de Fomento y Vivienda en Málaga, Manuel García Peláez, conminó a “no hacer elucubraciones” y dijo que FCC debe pronunciarse en el consejo de administración de Metro Málaga y formalizar los acuerdos por escrito.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50