Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ERE se ceban con las comarcas catalanas con menor peso económico

Un estudio de CC OO muestra como los expedientes se dispararon entre 2011 y 2012.

Los trabajadores afectados se han multiplicado por 28 en el Ripollès

Sabíamos que la reforma laboral aprobada en febrero de 2012 había disparado la presentación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), tanto temporales como en despidos. Casi 5.500 entre enero y noviembre del año pasado, un 71% más, con 75.114 víctimas. Pero el sindicato CC OO ha presentado hoy un informe que da una vuelta de tuerca y demuestra como la afectación de la reforma se ha extendido por toda Cataluña, cebándose en las comarcas con un menor peso económico e industrial.

Lógicamente, por número de empresas y trabajadores afectados los ERE se concentran en Barcelona y su entorno, en comarcas como el Baix Llobregat y los dos Vallès, donde fueron las grandes empresas las que comenzaron a presentar expedientes. Pero si se observan los expedientes de 2012 en comparación con 2011 el estudio revela que casi se multiplicaron por seis en el Ripollès, se más que triplicaron en comarcas como el Pla d'Urgell, Ribera d'Ebre, la Noguera, la Alta Ribagorça o el Pallars Jussà. Comarcas donde el tejido empresarial lo forman medianas y, sobre todo, pequeñas empresas.

Las cifras todavía cantan más cuando el sujeto son los afectados, no los expedientes. Especialmente relevante es el caso del Ripollès, donde los trabajadores implicados en expedientes se multiplicaron por 28 (de 14 personas en 2011 a 407 en 2012). En el Pallars Jussà los afectados se multiplicaron por siete, la Ribera d'Ebre se sextuplicaron, en el Solsonès se triplicaron, en Berguedà se duplicaron...

El secretario de Acción Sindical y Política Sectorial de CCOO de Cataluña, José Cachinero, ha destacado que el informe muestra como tras la reforma laboral "los ERE impregnan las comarcas con menor peso económico e industrial, donde no siempre hay ubicadas grandes empresas". En su opinión, esta gran penetración demuestra "que la capacidad de intervención de los sindicatos es mucho menor en las pequeñas y medianas empresas" y que cambios como el hecho de que la Generalitat ya no autoriza los expedientes está teniendo efectos "devastadores" sobre el territorio. El coordinador del estudio, Salvador Clarós, ha abundado en que las cifras "indican la magnitud de la crisis y la facilidad con la que la reforma permite presentar expedientes".

Los dos representantes del sindicato también han reprochado al departamento de Empresa y Empleo de la Generalitat que no facilite los datos sobre ERE presentados desde el pasado mes de noviembre. "No sé si no los da porque no los tiene o porque le da miedo", ha apuntado Cachinero.